Vender una experiencia, simplicidad, transparencia, rapidez, accesibilidad y conectividad es lo que exigen los usuarios a las aseguradoras, refirió la empresa Chubb.

Actualmente hay una creciente digitalización de servicios y canales de venta, que impacta también en la industria aseguradora y todo lo que la rodea, pues los clientes en México son cada vez más sofisticados y requieren que su aseguradora ofrezca productos que cubran sus necesidades.

“Algunos piensan que el futuro será 100% digital, pero no necesariamente. Se debe buscar la coexistencia e integración de todos los canales, ya que recibir asesoría especializada de un agente es de gran valor para tomar una decisión informada”, dijo el digital head de Chubb Seguros México, Iraham Saldaña.

Lo importante no es que un canal desplace a otro, sino que haya una gran accesibilidad para los usuarios de todas las edades, ubicaciones y necesidades, agregó.

Con información de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), expresó que hay que atender a las diferentes generaciones en el país, con sus características y sus momentos específicos.

Precisó que los llamados Baby Boomers suelen ser más leales y comprometidos; la Generación X más flexible y abierta, y los Millennials siempre están conectados, además de que generan un apego importante a algunas marcas en su constante búsqueda de calidad.

En un comunicado, la aseguradora Chubb expuso que lo que actualmente buscan los clientes es en primer lugar una experiencia: “Los nuevos clientes, sobre todo los más jóvenes, no buscan un mero producto o servicio, sino una experiencia completa”.

Desde el momento de buscar un seguro en línea, compararlo, adquirirlo, hasta hacer uso de él, cada paso deberá estar perfectamente integrado para una máxima comodidad.

Otro factor que buscan es la simplicidad. Hoy es fundamental poder encontrar, contratar y utilizar un servicio de manera rápida y sencilla. El proceso debe ser simple.

En esa línea, Chubb Seguros México, para su marca ABA, implementó un cómodo cotizador en línea, que en cuestión de segundos puede orientar al cliente sobre los costos y beneficios de las distintas opciones.

El tercer factor es la transparencia. Según los mismos datos de la AMIS, algo que el cliente busca actualmente es que todo sea tan claro y transparente como sea posible.

Además, hay que ser rápidos, porque cada minuto cuenta, desde la contratación hasta el rastreo de un siniestro. Para eso, Chubb desarrolló una aplicación móvil para que sus clientes den seguimiento a incidencias y revisen pólizas, entre otros.

Por último, están la accesibilidad y conectividad. Actualmente no es opcional, sino imprescindible contar con un sitio web, aplicaciones y redes sociales para estar siempre conectado y ser accesible desde diferentes medios de contacto y para distintos públicos.

Tanto la información general, como los cotizadores y el contacto con los agentes deben estar al alcance de los usuarios para no perderlos y dar continuidad, puntualizó.