Los dos aspectos más importantes para cuidar nuestro ingreso y lograr tener más dinero disponible para nuestras metas son aquellos que describimos en nuestra colaboración anterior; cuidar nuestros gastos hormiga, así como aquellos conceptos que a veces no consideramos (como lo que pagamos por intereses o comisiones).

Pero hay muchas otras estrategias que ayudan. Algunas de ellas son las siguientes:

1.- Invertir los recursos que debemos mantener líquidos. Es impresionante la cantidad de gente que maneja montos muy altos en cuentas de ahorro o de cheques, las cuales no pagan intereses. Podríamos tener ese dinero invertido la mayor parte del tiempo y ganar un rendimiento que aunque pequeño, siempre suma. Sobre todo si lo hacemos con orden y lo combinamos con las siguientes estrategias.

2.- Pagar después. Las personas que mantienen un buen control de sus gastos pueden fácilmente utilizar sus tarjetas de crédito como medio de financiamiento gratuito para sus consumos cotidianos, mientras mantienen su salario invertido. El secreto consiste en pagar el saldo total de la tarjeta al corte antes de la fecha límite de pago, para que el crédito no genere intereses.

3.- Comprar por volumen. Si tenemos una buena administración de nuestros recursos, podemos aprovechar los descuentos por hacer compras de volumen en artículos que no son perecederos. Por ejemplo: detergentes, jabones, papel de baño, aceites, pastas de dientes, etcétera. El ahorro anual puede ser muy significativo.

Por ejemplo, si al año vamos a ocupar 12 cepillos de dientes en la familia y aproximadamente seis tubos de pastas dentales, podemos comprarlos por volumen.

Lo mismo con otros insumos: detergentes, jabones, papel de baño, aceites comestibles, atún, pasta, etcétera.

El secreto es planear con tiempo estas compras para que al momento de hacer el gasto fuerte no haya un desbalance en nuestro presupuesto.

4.- Aprovechar ofertas de temporada. Como todos sabemos, existen ofertas de temporada que en muchas ocasiones se traducen en descuentos muy significativos. Podemos planear la compra de ropa, por ejemplo, o de bienes de consumo duradero, en las épocas de grandes liquidaciones.

Para lograrlo con éxito también se requiere tener mucha disciplina en nuestra planeación financiera, para no terminar gastando de más y generando un problema. Recordemos que muchas personas piensan que ahorraron mucho cuando en realidad terminaron gastando mucho más de lo que tenían pensado.

5.- Reducir los impuestos. Muchas personas no saben que pueden tener un ahorro importante en impuestos. Incluso hay algunos que piensan que hacer la declaración anual es difícil y que por eso mejor no se meten en broncas. Si hubieran hecho los cálculos, quizá habría valido la pena.

Recordemos que podemos reducir lo que pagamos por concepto de médicos, hospitales, laboratorios médicos, colegiaturas e intereses reales del crédito hipotecario de nuestra casa.

Pero además, todos podemos diferir el pago de nuestros impuestos mediante la inversión en planes de ahorro para el retiro, o bien, cuentas especiales de ahorro. Mediante estos mecanismos, además de la deducción o el diferimiento de impuestos, se obtienen intereses sobre los ingresos brutos, los cuales pueden ser también exentos. Esto muchas veces se traduce en una devolución fiscal interesante, tras la elaboración de nuestra declaración anual, a la vez que si hacemos contribuciones periódicas, estamos trazando nuestra meta financiera más importante: tener un retiro digno.

6.- Asumir más riesgos. Cuando tenemos un fondo adecuado para emergencias, podemos darnos el lujo de tomar más riesgo, es decir, incrementar los deducibles de nuestras diferentes pólizas de seguros para obtener descuentos en las primas que pueden ser muy interesantes.

Cabe mencionar que esto debe hacerse tras un minucioso estudio de nuestra verdadera capacidad de retención y que se deben cuidar los textos de dichos contratos para asegurarnos de contar con la cobertura que realmente requerimos.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com