El 2013, año en que las afores tuvieron turbulencias. Además de las minusvalías que registraron, el crecimiento de los recursos de éstas fue de 7.76%, lo que significó el peor dinamismo en la historia del Sistema de Ahorro para el Retiro.

A pesar de estas cifras, especialistas vislumbran un mejor panorama para éstas durante los siguientes años.

Sin embargo, muchos trabajadores, al ver el panorama complicado que atravesaron las afores en el 2013, decidieron cambiarse de administradora, con el fin de proteger sus recursos, lo que generó que éstos hicieran válidas las pérdidas registradas por las minusvalías y, además, se cambiaron a una administradora con un rendimiento menor que el de la que tenían. Según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, 50% de las personas que se cambian de afore traslada sus ahorros a una administradora que otorga rendimientos inferiores a los de la empresa donde se encontraban inscritos originalmente.

Para Edgar Castillo, consultor de Administración de Riesgos y Estrategia Financiera del Centro de Innovación Empresarial y Financiera del Tecnológico de Monterrey, el que una persona se cambie (o no) de afore depende de tres elementos: el rendimiento neto, la comisión que le cobran y el servicio que le ofrecen.

De acuerdo con el académico, el rendimiento neto se refiere a la ganancia que la administradora le genera al trabajador. Esta ganancia se da dependiendo de dónde se invierte el dinero ahorrado de la persona.

La comisión es el cargo que le realizan por concepto de administrar sus recursos.

Lo mejor es estar en una afore que le dé el mayor rendimiento, que le cobre la menor comisión y que le ofrezca un buen servicio , afirma el profesor.

Evalúe la administración ?de sus ahorros

De acuerdo con Gerardo López Jiménez, catedrático de la Escuela Libre de Derecho, el inicio del año es un buen momento para evaluar la situación de su afore, con base en el rendimiento y comisión.

Lo recomendable es compararar cuál ha sido el rendimiento y comisión que su afore le ha cobrado en los últimos 12 meses, si existe una afore por arriba de la que usted se encuentra, de acuerdo con el promedio ponderado, es el momento para cambiarse , explicó López.

El catedrático indicó que en el inicio del 2014, el riesgo de la minusvalías, que se registraron en mayo, junio y agosto del 2013, ha sido superado, por lo que el trabajador puede cambiarse de afore sin riesgo de hacer válidas las pérdidas en sus recursos. La mayoría de las afores han tenido rendimientos que les han permitido subsanar esos baches .

Asimismo, tenga en cuenta que a partir de este año, las afores redujeron sus comisiones 7%, la baja más importante desde el 2008.

Comisiones y rendimientos

Haz clic en la imagen para ampliarla