Las instituciones financieras deben desarrollar productos concebidos especialmente para los adultos mayores, pues en la actualidad pocas personas de este grupo poblacional los utilizan, recomendó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Los adultos mayores integran un mercado atractivo para los proveedores de crédito y servicios financieros, ya que la expectativa de vida de la población mexicana en general se ha extendido hasta los 76 años, por lo que ahora hay personas en actividades productivas por más tiempo.

Para el organismo defensor resulta poco congruente que la mayoría de las instituciones financieras niegue el acceso a créditos a ese sector de la población, aun cuando pueda demostrar su nivel de solvencia e ingresos suficientes, incluso con una pensión.

Sobre los adultos mayores, el Consejo Nacional de Población indica que entre el 2010 y el 2015 habrán de incorporarse poco más de 3 millones de personas a ese grupo poblacional, con lo cual sumarán alrededor de 12.5 millones de adultos mayores (de 60 años o más) para el 2015.

3 millonesde personas se habrán incorporado al grupo poblacional de adultos mayores (60 años o más) entre el 2010 y el 2015.