El impacto de las nuevas tecnologías en el sector financiero ha alcanzado al sector de los seguros, y por ello surgen cada vez más plataformas que no sólo ayudan a comparar una cobertura a un par de clics, sino que también están buscando ofrecer nuevos servicios para que una persona pueda administrar sus pólizas.

Este es el caso de ARCA, una plataforma comparadora de seguros de automóvil a través de la cual no sólo se pueden contrastar los beneficios de un seguro respecto a otro en términos de costos y condiciones, sino que también ayuda al cliente a estar al tanto de la vigencia de sus pólizas y cuando es hora de hacer renovaciones, a buscar las más adecuadas en función de los precios y condiciones.

“No hay una propuesta ni oferta para el cliente individual para poder hacer modificaciones en sus pólizas de seguro, endosos, administrar sus coberturas (...) Con la tecnología que hay hoy en día esto no es excesivamente complicado, y entonces no quisimos quedarnos en la idea del típico comparador que da cotizaciones de seis, ocho o 10 aseguradoras, sino que a raíz de que usted compra, puede gestionar sus pólizas, estén con nosotros o no, sean de autos o no”, explicó en entrevista Juan Gironella García, director general de ARCA.

El funcionamiento de esta plataforma resulta sencillo: el usuario ingresa al sitio cada una de sus pólizas, y el sistema alertará al usuario automáticamente mediante correo electrónico sobre la vigencia de sus seguros de automóvil, vida y de gastos médicos, y a la par podrá ver cómo está la oferta de productos en el mercado, todo con la antelación adecuada.

“También puede reportar siniestros y pedir cambios en su póliza. Si se cambia de casa, puede ingresar y solicitar un endoso de cambio a domicilio. La plataforma se encargará de irlo gestionando”, explicó el directivo.

no es competencia, sino complemento para agentes

Ante este tipo de plataformas, el papel de los agentes de seguros bien podría ponerse en duda. Sin embargo, Juan Gironella fue enfático en que ambas figuras podrían trabajar mano a mano.

“El agente tradicional que no tiene este tipo de tecnología tiene que ir compañía por compañía pidiendo solicitudes de cotización una a una, y las compañías luego son tardadísimas en contestar. La velocidad es todo”, afirmó.

La ventaja de estas tecnologías es la posibilidad de disponer de información cuando el cliente quiera y en el lugar que sea.