Zonas habitaciones residenciales del Estado de México perdieron plusvalía ante la inseguridad, donde las ventas permanecieron detenidas, informó Carmen Loera, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Zona Metropolitana.

Explicó que durante el 2013, zonas como Esmeralda en Atizapán y Satélite en Naucalpan vivieron una crisis de compra y venta de viviendas, toda vez que los vecinos estaban atemorizados por el incremento de hechos delictivos.

Refirió que a finales del año pasado, la seguridad en las zonas residenciales se incrementó por parte de las autoridades, al tiempo que las inmobiliarias y las asociaciones de colonos aumentaron los requisitos para renta, compra y venta de propiedades.

Indicó que esta situación provocó que bajara la plusvalía de las viviendas, por lo que las ventas estuvieron detenidas.

Carmen Loera dio a conocer que además de la seguridad, las inmobiliarias trabajan para cumplir con la reglamentación de la Ley de Lavado de Dinero, a fin de evitar que se den casos en este ramo, al tiempo que se hace un estudio a fondo de los interesados en adquirir una propiedad.

Ya tenemos la ley estudiada, contamos con la capacitación, sabemos qué requisitos deben cumplir los compradores y no se permitirá que personas adquieran propiedades si no cumplen, esto da seguridad a quienes ya habitan en las zonas y evita el lavado de dinero , enfatizó la representante de AMPI.

hbr