Cancún, QR. La zona libre de Chetumal, que consiste en la disminución del IVA a 8% y el ISR a 20%, así como una baja en el precio de los combustibles como sucede en la frontera norte, ha quedado sólo en promesas incumplidas por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró la secretaria de Desarrollo Económico de Quintana Roo, Rosa Elena Lozano Vázquez.

Indicó que si antes de la pandemia no hubo avances en este tema, “mucho menos ahora que las prioridades han cambiado a nivel nacional”.

Dijo que la aplicación de esta medida requiere del concurso del Poder Legislativo, pero ante la situación que se vive actualmente no hay señales de que se pueda avanzar en ello en el corto plazo.

El sector empresarial del sur del estado, agregó la secretaria, mantiene su interés en que la baja del IVA y el ISR, así como en el costo de los combustibles, se concrete, por lo que desde el gobierno de la entidad se apoya esta postura, “pero es necesaria la intervención del Poder Legislativo para que haya un avance real”.

En junio de este año, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la zona sur del estado urgió a que el gobierno federal implemente cuanto antes la zona libre en Chetumal como medida para ayudar a acelerar la recuperación económica de la capital.

Eloy Quintal Jiménez, presidente del CCE, aseveró que insistirán en la zona libre, pues además de ser una promesa de López Obrador, “hoy es más necesaria esta medida ante la pérdida de empleos y crisis que ha traído el Covid-19”.

Señaló que se han perdido más de 22,000 fuentes de trabajo en la capital del estado, a lo cual se suma el cierre de la frontera con Belice que suponía más de 3,000 cruces diarios de personas, principalmente para realizar turismo y actividades comerciales del lado mexicano de la frontera.

Quintal Jiménez refirió que mientras en ciudades como Cancún o Playa del Carmen, previo a la pandemia, se apuntalaron los indicadores de empleo que mantenían a Quintana Roo como una de las entidades con mayor creación de trabajos y menor tasa de desocupación, la zona sur se mantuvo aislada de ese dinamismo económico y con la misma dependencia respecto de los puestos laborales que crea el gobierno del estado.

Recordó que ya le habían enviado una carta al presidente del país , en la que exponían que los indicadores económicos de la ciudad y de sus zonas cercanas reflejan un escenario desalentador traducido en desplome del consumo en más de 25%, cierre de empresas, caída de empleos, “minusvalía” inmobiliaria y aumento de deudas bancarias, sin inversión pública y privada que permita revertir esta situación, por lo que le urgieron a cumplir con su promesa tanto de la zona libre como del traslado de la Secretaría de Turismo a Chetumal.

[email protected]