Guadalajara, Jal. Al emitir las tres calificaciones anuales de la evaluación crediticia y financiera del municipio de Zapopan, Fitch Ratings subió la calificación de largo plazo en escala nacional para pasar de “AA” a “AAA”, manteniendo la perspectiva Estable.

Se trata del más alto rango de calificación al que puede aspirar un gobierno municipal o estatal en México, misma que actualmente sólo poseen cinco municipios en México: Puebla, San Pedro Garza García, Corregidora, Chihuahua y Zapopan.

“Fitch Ratings destaca aspectos que llevaron a obtener el ascenso de calificación tales como el alto índice de ingresos propios que representan 43% del total de los ingresos operativos del municipio, un control adecuado del crecimiento del gasto, cumpliendo así con la Ley de Disciplina Financiera”, detalló la tesorera municipal, Adriana Romo López.

Indicó que otros factores que evaluó la calificadora fueron el gasto de personal que en Zapopan representa 48.1% del gasto total, y su nivel de endeudamiento “bajo y sostenible, con un servicio de la deuda entre dos y cuatro veces a uno con relación a los ingresos operativos menos los gastos operativos y apoyados con un swap de cobertura de tasa a 6.60% que mitiga la volatilidad del mercado”.

Con relación al crédito del municipio, Fitch Ratings confirmó la calificación “AAA” del crédito vigente contratado con Banorte.

En tanto, la agencia confirmó la calificación internacional “BBB” con perspectiva Estable “que equivale a un ‘AAA’ nacional, posicionando a Zapopan como municipio en grado de inversión”, refirió.

Al respecto, el presidente municipal, Pablo Lemus, recordó que en el 2015 (en el arranque de su primer trienio como munícipe), enfrentó un problema de falta de liquidez y deudas fuertes tanto de largo como de corto plazo, por un monto cercano a 1,200 millones de pesos de deuda registrada ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“El problema principal era una crisis de liquidez derivada de los pasivos de corto plazo en aquel momento, alrededor de 600 millones de pesos adicionales en pasivos de corto plazo; esto quiere decir, no con instituciones de crédito sino con proveedores y, principalmente, con empresas dedicadas a la construcción de obra pública”, señaló.

Añadió que, debido a la visión empresarial de su gobierno (tanto él como su jefe de gabinete, Juan José Frangie Saade, fueron presidentes de la Coparmex Jalisco), aplicaron una estrategia financiera basada en tres medidas básicas: reducir el gasto, aumentar los ingresos y aplicar los recursos disponibles a la inversión.

“Cuando nosotros recibimos la administración, teníamos una calificación ‘AA’ negativa; es decir, la perspectiva era bastante débil ante el escenario que se estaba viviendo por la falta de flujos financieros”, indicó el alcalde.

Empleo

El munícipe destacó que, en la actualidad, del total de los empleos que se generan en el estado, 40% se crea en la ex-Villa Maicera.

“En Zapopan, los empleos y las inversiones se siguen dando (...) Zapopan se consolida como ejemplo nacional”, puntualizó.

[email protected]