El gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, logró la gestión de una bolsa de 100 millones de pesos, que serán destinados a obra pública con el fin de reactivar la inversión en ese sector de la economía en el estado.

Los recursos financieros se obtuvieron con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, con quien hay una gestión permanente, indicó.

Estos 100 millones de pesos obtenidos serán destinados, principalmente, a la realización de infraestructura educativa, como la rehabilitación y mejoramiento de escuelas, construcción de aulas, adecuación de baños, edificación de bardas perimetrales, espacios deportivos y otras acciones de este sector.

Alejandro Tello manifestó que el objetivo principal de esta inversión es que las empresas constructoras de la entidad tengan trabajo y, a su vez, compren a proveedores locales y a sus empleados para reactivar la economía en todo el estado.

En una primera etapa, el Instituto Zacatecano para la Construcción de Escuelas del Estado licitará un monto de 38 millones de pesos para realizar obras en diversos municipios y en la segunda etapa se canalizará el resto, 62 millones de pesos.

En apoyo al sector de la construcción, el gobernador autorizó el descuento de 50% del costo de las bases de licitación, todo en apego a los procesos y medidas de seguridad e higiene para realizar estos procedimientos.

Por tanto, añadió, para reactivar la economía del estado será necesario diversificar los proyectos de obra pública en todos los municipios y, de esta manera, se creará un círculo virtuoso que mejorará los ingresos de las familias.

Además se fortalecerán las medidas sanitarias en la entidad, ahondó. Se debe proteger el desarrollo económico, para lo cual es vital involucrar a la industria local.

El Ejecutivo estatal señaló que la respuesta se encuentra en desarrollar obras de impacto inmediato, tales como la construcción o rehabilitación de calles y caminos.

Detalló que es necesario orientar en estos rubros el presupuesto de obra pública, el cual se encuentra distribuido en bolsas federales como el Fondo Metropolitano y el Fondo Minero, al igual que el nuevo Programa 2X1 y el Impuesto de Remediación Ambiental.

Es necesario, dijo, dialogar con la Federación para orientar este recurso ordinario a dichas acciones, mientras que el Impuesto de Remediación Ambiental aún no entra en vigor, pues la Suprema Corte sigue resolviendo los amparos promovidos por empresas contra este gravamen.

estados@eleconomista.mx