Cancun, QR.- Los gobernadores Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, de Yucatán, se reunieron este viernes para acordar un trabajo conjunto de recuperación tras los daños generados por las inundaciones que dejó la tormenta Cristóbal.

Ambos mandatarios refirieron que los daños en Quintana Roo ascienden a 775 millones de pesos mientras que en Yucatán la suma alcanza los 1,200 millones de pesos.

Urgieron a hacer cambios en las reglas de operación del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden) para que éste considere los referidos daños dentro de sus esquemas de atención.

“Queremos ir a exponer a la federación, no en un tema de pleito, sino que pudieran entender la situación y que se pudieran ir buscando los mecanismos que nos beneficien”, precisó Vila Dosal.

Los dos gobernadores consideraron que el Fonden debe permanecer, pero con cambios que mejoren la atención y contemplen situaciones como las que hoy prevalecen en Quintana Roo y en Yucatán.

El gobernador de Quintana Roo desglosó el monto de daños causados por la tormenta Cristóbal. “En el sector turístico, hay registro de daños por más de 1 millón de pesos; en carreteras, más de 215 millones de pesos con alrededor de 350 kilómetros de caminos y puentes; casi 50 millones de pesos en vivienda; 11 millones de pesos en el sistema educativo; más de 250 millones de pesos en el sistema agropecuario; 25 millones en materia de salud y más de 220 millones de pesos en calles y vialidades urbanas”, dijo.

Los dos mandatarios coincidieron también en señalar que respecto al tema de vivienda, las reglas de operación del Fonden tienden a ser “injustas”, ya que al parecer sólo se toman en cuenta afectaciones a causa de terremotos o huracanes, por lo que al tratarse en esta ocasión de una tormenta tropical, no están siendo las afectaciones en este rubro.

“La gente del Fonden está yendo a censar las casas y las solicitudes están siendo rechazadas porque las reglas de operación del programa están hechas para huracanes y terremotos y en este caso, al ver que las casas no se han caído y que sólo tienen daños estructurales, entonces las descartan para ser beneficiadas”, explicó Vila Dosal.

Trabajo conjunto

Durante la reunión en Mérida, Yucatán, denominada Reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Cristóbal, Joaquín González expresó que se fortalecerán los esquemas de promoción conjunta de impacto regional, con el fin de tener un mayor número de visitantes.

El titular del Ejecutivo quintanarroense dijo que es necesario conjuntar esquemas de certificación sanitaria en instalaciones turísticas, con protocolos que generen confianza a quienes visiten a Quintana Roo y a Yucatán.

Consideró que los asuntos de salud, turismo y recuperación económica son de competencia común entre los dos estados, por lo que fortalecerán los esquemas de prevención para mitigar contagios, dado el tráfico de personas entre ambas entidades por razones de trabajo, familiares, etc.

“Se ha generado la necesidad de trabajar en conjunto, de encontrar algunas estrategias para evitar que la enfermedad avance más y la recuperación sea gradual, ordenada y responsable”, expresó Joaquín González.

 

rrg