El endeudamiento bajo actual y prospectivo de largo plazo, así como su posición de liquidez fuerte con un nivel bajo de pasivo circulante, fueron los factores para que Fitch Ratings aumentara de calificación de Yucatán a “A+” desde “A”, con perspectiva Estable.

“Con esto, el factor de deuda y liquidez se modificó a fuerte con tendencia estable desde neutral con tendencia estable. Además, el factor de economía se modificó a neutral con tendencia estable desde débil con tendencia positiva. Por otro lado, Fitch observa una estabilidad en el desempeño presupuestal y sus políticas y prácticas administrativas destacadas, ambos factores congruentes con su calificación nueva”, destaca la calificadora en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

La agencia añade que la calificación está limitada por el gasto operacional elevado, ya que esta estructura de gasto limita la generación elevada de flujo libre para realizar inversiones o servir deuda.

Otros factores limitantes son la dependencia alta hacia aportaciones y endeudamiento para la realización de inversión estatal.

Fitch observa un nivel bajo de endeudamiento y no espera un crecimiento de la deuda que coloque la razón de endeudamiento por encima de 0.50 veces sus ingresos fiscales ordinarios.

Al cierre del 2017, la deuda directa de largo plazo de Yucatán sumó 3,728.3 millones de pesos. El servicio de la deuda representó 62.7% el ahorro interno del año pasado.

Yucatán tiene vigente un Proyecto de Prestación de Servicios correspondiente a la construcción y mantenimiento del Museo Mundo Maya desde el 2011. El contrato con Promotora de Cultura Yaxche contempla un monto de inversión de 770.0 millones de pesos y tiene afectado para su pago 4.0% de las participaciones del estado.

El estado, señala la calificadora, ha usado prudentemente estos esquemas de financiamiento. En el 2017 se contrataron 900 millones de pesos en créditos de corto plazo. Al cierre de dicho año, la entidad tenía un saldo de 250 millones por este tipo de créditos, mismo que a la fecha reporta un saldo de 100 millones.

Métricas favorables

Según la agencia, la posición de liquidez del estado es fuerte. En el 2017 el pasivo circulante sumó 1,079.6 millones de pesos, monto equivalente a 10.7 días de gasto primario y que compara favorablemente contra la mediana del grupo de estados calificados por Fitch de 37 días y la mediana de los estados en nivel de “A” de 38 días.

Los recursos en caja sumaron 1,107.1 millones. Sin embargo, este monto contempla los 487.2 millones del crédito con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos que se dispusieron el 19 de diciembre del año pasado, por lo que la caja real sería de 619.9 millones.

Yucatán mantiene un desempeño presupuestal adecuado. De acuerdo con los datos del cierre del cuarto trimestre, los ingresos totales de Yucatán sumaron 36,428.2 millones de pesos, mientras que los estatales totalizaron 4,072 millones.

Al cierre del 2017, las participaciones federales sumaron 9,723.8 millones de pesos, monto 12.8% mayor en comparación con el 2016.

“La actividad económica del estado ha presentado una evolución favorable y se concentra en las actividades terciarias. La actividad en servicios turísticos es relevante ya que genera una derrama económica significativa que impulsa el crecimiento de la región. El estado ha presentado inversiones nacionales y extranjeras importantes que impulsan su actividad económica y mercado laboral”, afirma Fitch.

estados@eleconomista.mx