Los beneficios de las obras de modernización de las avenidas Colón y Cupules en Yucatán son mejorar la movilidad peatonal local y turística, dar una nueva imagen a la infraestructura urbana y facilitar el avance automovilístico, así como del transporte público, destacó el gobernador del estado, Rolando Zapata Bello.

Este es el inicio de la primera etapa del proyecto, cuya inversión de todo el plan, que se realizará por etapas entre los meses de enero y agosto, es cercana a los 100 millones de pesos.

Zapata Bello indicó que la obra se debe hacer con unidad de visiones para que reporte los mejores resultados, ya que tan importante es el tránsito vehicular como la movilidad de los peatones y de la gran cantidad de turistas que se hospedan en el área.

El gobernador agregó que se fortalece la infraestructura que rodea al Centro Internacional de Congresos para que sea un punto que permita la convivencia y un ambiente que disfruten tanto visitantes como vecinos.

Esta obra va a ser un mensaje positivo en todos sentidos para la ciudadanía, porque las autoridades de todos los niveles, en este inicio de año, estamos remarcando el compromiso de acelerar el paso de la obra pública para dinamizar la economía. Además, es un mensaje a todos los inversionistas de que realmente vale la pena confiar, apostar y mantener ese paso que nos permita afrontar el reto que tenemos en Yucatán y en todo México , aclaró.

Por su parte, el presidente de la Fundación Plan Estratégico de Yucatán, Enrique Canto Vivas, expuso que estas acciones potenciarán el entorno con el Centro Internacional de Congreso y demás atractivos que hay en la ciudad.

Estructuración

Este inicio del proyecto incluye el cambio de la carpeta asfáltica por concreto hidráulico, suplir postes por cableado subterráneo, colocación de banquetas más amplias, sustitución de tuberías y reforestación.

La primera etapa comprende el ramal de la avenida Colón y la modernización de los espacios que van entre las calles 60 y 62, y de la calle 60 a Paseo de Montejo.

Posteriormente, se llevarán a cabo las obras en la calle 60, entre las avenidas Cupules y Colón, y la calle 62 con los mismos cruzamientos. Mientras que la avenida Cupules se realizará en dos mitades, consideradas como norte y sur.

También, se contempla la instalación de 2, 706.8 metros lineales subterráneos de cables de media y baja tensión, 2,189.6 metros lineales de tuberías de agua potable, 5, 759.8 metros cuadrados de banquetas y una superficie de 17,890.1 metros cuadrados de concreto hidráulico.

Asimismo, habrá 75 piezas de registros pluviales, 82 luminarias con focos LED, 6,555 piezas de baldosas de siga y alto para personas con discapacidad visual, nueve piezas de semáforos, 82 señalizaciones peatonales y vehiculares, 152 bolardos y 84 sembrados de árboles para reforestación.

estados@eleconomista.mx