A través del proyecto Promoción de la economía creativa del estado de Yucatán, impulsado por el gobernador Mauricio Vila Dosal y financiado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se fortalecerá dicho rubro y se promoverá el desarrollo de las capacidades comerciales de distintas empresas, informó la titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Erica Millet Corona.

Durante el foro "México Creativo: Desarrollo Cultural sostenible", organizado por la Secretaría de Cultura federal y en el que participaron representantes de Hidalgo, Jalisco, Veracruz, Nuevo León, Chiapas, San Luis Potosí y Ciudad de México, la funcionaria expuso que dicho plan medirá el impacto económico de los distintos agentes, y que se hará un mapeo, evaluación, difusión y publicación de los resultados, con un informe de logros y alcances.

La iniciativa fue una de las nueve que aprobó el Comité de la Convención de la Unesco sobre Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, y recibirá 78,272 dólares del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (FIDC).

El proyecto se desarrollará durante 18 meses, con la colaboración del Instituto Yucateco de Emprendedores (Iyem) y la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM).

Para poder llevar a cabo la idea, también se ha realizado alianzas interinstitucionales con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), The British Council, la Embajada de Canadá en México, la Secretaría de Cultura federal y la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti).

Beneficios

Sus impactos serán contribuir con la cohesión social de las comunidades, basada en sus actividades culturales y económicas, así como fortalecer los indicadores relativos a las industrias creativas; los municipios elegidos como cabeceras regionales son Maxcanú, Oxkutzcab, Tizimín, Valladolid y Mérida.

Dentro de las áreas de oportunidad destacan la profesionalización de agentes, la sensibilización de consumidores, la formación de audiencias de otras zonas y el fortalecimiento de la economía creativa de las comunidades indígenas mayas, por citar algunas.

Ante la audiencia, la funcionaria compartió el trabajo que la actual administración ha realizado para diseñar una política pública, a partir de un diagnóstico obtenido de consultas que se llevaron a cabo en el 2019, mediante foros con la participación de diversos sectores de la sociedad, lo cual permitió determinar la situación en que se encontraba el panorama cultural.

estados@eleconomista.mx

rrg