Puebla, Pue. La empresa Volkswagen de México cumplió con la entrega de 1,000 plazas laborales, anunciadas al inicio de este 2012 como parte de la ampliación de su estacionamiento para el manejo y distribución de sus unidades ensambladas, por lo que no se tienen más vacantes disponibles, anunció el vicepresidente de Relaciones Corporativas y Estrategia, Thomas Karig Gerecht.

El directivo de la firma alemana sostuvo que están pendientes de asignarse las 500 plazas convenidas -en la pasada revisión salarial- con el sindicato de la empresa, las cuales serán otorgadas a los que estaban como eventuales.

Con respecto al millar de puestos es producto de la inversión de 300 millones de pesos que hará en este año la empresa automotriz para tener un nuevo patio con el objetivo de optimizar su capacidad logística para almacenar 12,000 vehículos.

Karig Gerecht informó que con ello la base laboral es de 12,000 sindicalizados en la planta ubicada en el municipio de Cuautlancingo.

Puntualizó que hasta nuevo aviso se volverán a abrir plazas, por lo que pidió a las personas interesadas que no se creen falsas expectativas en tanto Volkswagen de México no haga algún anuncio oficial.

Por otro lado, dio a conocer que será en mayo cuando se alcance la meta de producir 2,500 vehículos por día, pues en este momento la fabricación sólo es de 2,000.

No obstante, dijo que se mantiene el plan de lograr una producción superior a los 510,000 automóviles, que fue el récord de 2011, de los cuales 150,000 se vendieron en el mercado mexicano, que representó incremento del 18% con respecto a 2010.

El directivo fue entrevistado en la firma de convenio con el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla para reforestar 100 hectáreas del Parque Nacional Izta-Popo, por lo que en 2013 se habrán regenerado 600 hectáreas.

miguel.hernandez@eleconomista.mx