Con el objetivo de generar más empleos y mayor derrama económica, el gobierno del Estado de México desarrolla una estrategia de fortalecimiento turístico, la cual tiene como base aprovechar la vocación industrial de la entidad y la cercanía con la capital del país.

Aurora González Ledezma, titular de la Secretaría de Turismo del Estado de México, explicó a El Economista que la estrategia de fortalecimiento se basa en posicionar al turismo de reuniones del Estado de México como referente a nivel nacional e internacional, mediante un diálogo profundo y trabajo en conjunto con los empresarios de la zona industrial de la entidad.

Es importante recordar que la entidad es el motor manufacturero de México, con una aportación de  12.9% en el valor total de producción durante el 2018.

La funcionaria aseguró que en ese mismo plan de trabajo se está aprovechando la cercanía que se tiene con la capital del país para atraer más reuniones y así fortalecer esta rama del turismo.

“Estamos aprovechando la gran infraestructura que ya hay en la entidad, ya que se han desarrollado muchas obras en el estado. Estamos muy bien comunicados. Y eso es parte de lo que estamos ofertando.

“El turismo de reuniones representa un gran potencial. Anualmente tenemos 6,200 reuniones de negocios. Esto representa una derrama económica al año de 4,000 millones de pesos”, afirmó.

González Ledezma añadió que la estrategia de levantar a este sector también parte del plan de desarrollo económico para el estado del gobernador Alfredo Del Mazo Maza.

Enunció que anualmente, en promedio, llegan 17 millones de turistas a la entidad, y esperan que este año se registre un incremento de entre 3 y 5 por ciento.

El turismo deja al estado una derrama económica anual de 21,000 millones de pesos, y genera 500,000 empleos, de los que 60% corresponde a mujeres y jóvenes, mencionó. Además, este año la dependencia cuenta con un presupuesto de 400 millones de pesos.

Más apuestas

La secretaria de Turismo dijo que además de la apuesta por el sector de reuniones también se tienen otros objetivos, como fortalecer y dar mayor impulso a las ramas de turismo de aventura y cultura.

“El Estado de México tiene un gran potencial en el turismo de aventura, por lo mismo, este año desarrollamos una estructura de fortalecimiento. Buscamos que se efectúen eventos deportivos y de competencia. Por ejemplo, está el Tour de France (que se realizó el 30 de junio), que benefició a los municipios de Metepec y Malinalco. Queremos que la ruta de este evento la puedan replicar turistas nacionales e internacionales, que vengan y pasen por donde caminaron los profesionales”, señaló.

De igual forma, refirió que se ha procurado cuidar los diversos atractivos de la entidad, como Ixtapan de la Sal, Tonatico, Valle de Bravo, El Oro, Aculco, Tepotzotlán, Villa del Carbón, San Martín de las Pirámides, Malinalco, la región de los Volcanes, Amecameca y Valle de Toluca.

“Estamos cuidando la infraestructura y promoción de nuestros atractivos. Además, por cada destino estamos rescatando la oferta cultural”, puntualizó Aurora González.

Precisamente, para la temporada vacacional de verano se espera que el Estado de México reciba 3.5 millones de visitantes.

Retos

Este año, como resultado de la política de austeridad del gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, al Programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos no se le otorgó presupuesto (en el 2018 fueron 586 millones de pesos). Además, se anunció la eliminación del Consejo de Promoción Turística de México.

Al respecto, González Ledezma expuso que desde que dieron a conocer estas decisiones federales el gobierno estatal efectuó un análisis para poder sustituir los vacíos.

“Hemos apoyado en materia de infraestructura a nuestros Pueblos Mágicos, les estamos dando la misma atención que nuestros Pueblos con Encanto. De igual forma, estamos desarrollando una estrategia de promoción. Queremos estar en el ojo público”, concluyó.

[email protected]