Querétaro, Qro. Las viviendas de tipo media y residencial son los segmentos con mayor crecimiento en el mercado inmobiliario, con alzas de entre 7 y 10% anuales.

Sin embargo, las de interés social registran decrecimientos, que deben revertirse para emparejarse a un crecimiento de 10% en todos los segmentos de vivienda, expuso el especialista y expresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo Promoción de Vivienda (Canadevi) Querétaro, Mario Basurto Islas.

De manera general, esta industria reporta crecimientos anuales de entre 6.5 y 7%, indicador que en el 2017 se tradujo en 13,800 millones de pesos en acciones de vivienda escrituradas.

“Hemos estado creciendo alrededor de 7 y 6.5%, más o menos. Hay dos efectos que suman y restan. Lo que mencionaba es que la vivienda media y residencial sigue creciendo, pero la vivienda de interés social resta, se ha venido decreciendo; lo ideal es que todos los segmentos crezcan, que impulsemos la vivienda de interés social que puede crecer a ritmos arriba de 10%”, acotó.

Participación

La vivienda nueva prevalece con una mayor participación en el mercado, aunque también se observa una tendencia creciente en la comercialización de inmuebles usados.

Durante el 2017, del monto de viviendas escrituradas, 80.4% (11,100 millones) pertenece a viviendas nuevas, mientras que 19.6% (2,600 millones) a usadas.

“Lo importante es que de esos 13,800 millones de escrituradas, 11,000 millones son de vivienda nueva que es la que nosotros desarrollamos; no es bueno para nosotros porque nos quita clientes, pero refleja un reciclaje de la vivienda que ya nos compraron en años anteriores y que hoy la vende la familia porque ya necesita una vivienda más grande, entonces se está dando un buen reciclaje”, pronunció.

Ante este panorama, el empresario propuso que al detonar la vivienda de interés social, que muestra déficit ante al encarecimiento de la tierra, se potenciaría el crecimiento de esta industria en el estado.

Sin embargo, reconoció que es complejo resolver la problemática del desabasto de vivienda de bajo costo, dado que a lo oneroso del suelo se suma el incremento en el Impuesto sobre Traslado de Dominio que en los últimos dos años reportan diversos municipios, entre ellos la capital.

“El costo de la tierra, de la toma de agua (...) Entonces hay que buscar en conjunto zonas nuevas, que no hay que etiquetarlas como lejanas, sino que sean zonas que en conjunto con los municipios y el estado las logremos dotar de transporte, escuelas, comercio; que eso ocurra desde que se escritura la primera vivienda”, propuso.

Precios

En la región Bajío, que engloba a 13.5 millones de habitantes, el costo promedio por metro cuadrado es de 12,000 pesos, reporta la plataforma inmobiliaria Lamudi, a mayo del 2018, que refiere a los precios tabulados de acuerdo con la oferta del portal.

Mientras que en el Bajío los precios promedio de una vivienda horizontal varían desde 1.3 millones de pesos en Zacatecas hasta 3.8 millones en Querétaro.

En tanto, la región Norte registra precios promedio de 2.5 millones de pesos y Occidente de casi 3 millones.

En la región Centro, que alberga a Ciudad de México, Estado de México y Morelos, el precio promedio entre las tres entidades es de 5.3 millones de pesos.

La región Oriente arrojó un precio promedio de 2.2 millones de pesos, mientras que en el Sur, de 2.7 millones, detalla la compañía.

[email protected]