Guadalajara, Jal. Pese a la situación económica compleja derivada del Covid-19, la industria de la vivienda en Jalisco evitó el desplome y cerró el 2020 con cifras similares al 2019.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda, el año pasado el sector generó 28,176 viviendas nuevas, mientras que la inversión de la industria ascendió a 22,174 millones de pesos. En tanto, en el 2019, previo a la pandemia, se edificaron 27,862 viviendas con una inversión de 20,511 millones de pesos.

“Esto fue gracias a la capacidad de respuesta oportuna por parte de todos los involucrados y al desarrollo económico regional, lo que nos permitió sostener el ritmo que traíamos en el 2019”, señaló el presidente en Jalisco de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Diego López de Lara.

Con base en los registros del IIMSS, indicó que en enero del 2020, antes de la parálisis económica, la industria de la construcción tenía registrados 147,610 empleos formales; el mayor desplome se dio en mayo (137,575 trabajadores).

Advirtió, no obstante, que para el 2021 el reto es mayor, principalmente en el desarrollo de vivienda social, y destacó que actualmente la demanda anual en el estado es de 40,000 casas, de las cuales sólo se cubre 60 por ciento.

Además, dijo, ahora más que nunca los desarrolladores deben construir viviendas de calidad, toda vez que el distanciamiento social obligado por la pandemia convirtió las casas-habitación en oficinas y escuelas.

“La demanda sigue sin atenderse, sobre todo para los acreditados de menores ingresos, lo cual es algo que está a la vista (...) el reto es generar vivienda adecuada que cuente con todos los servicios, asequible e intraurbana”, destacó el presidente de Canadevi.

estados@eleconomista.mx