Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) de Puebla lamentó que el gobierno federal cancelara los subsidios para la compra de casas de interés social; además de que tampoco se tenga como alternativa elevar montos en los créditos tradicionales, con lo cual 6,500 inmuebles de ese tipo no se podrán colocar en el presente año.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente de Canadevi, puntualizó que es una mala noticia para los trabajadores que menos ganan, porque aún existía la esperanza entre los desarrolladores de que se mantuviera el apoyo, al menos en este año, para sacar ese inventario de viviendas, de las cuales 4,000 están sin vender desde el 2016 porque se fueron recuperando con juicios tras estar invadidas, y las otras 2,500 se terminaron de construir en marzo pasado.

Reveló que tenían considerado un proyecto de 3,000 casas económicas para arrancar las obras en septiembre, que si bien este tipo de inmuebles sólo representa 30% de las 17,000 que edifican en promedio anualmente (porque se han enfocado en residencial y mediana), “entonces sin subsidios no es viable echarlo a andar porque sólo haremos más grueso el inventario”.

Indicó que, con los financiamientos de 270,000 pesos, sin subsidio federal, no pueden acceder las familias mediante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores a inmuebles con costos de 370,000 pesos.

Para los empresarios, es más redituable construir casas o departamentos con un valor superior a 500,000 pesos y a 1.5 millones de pesos que una económica, ya que las pocas reservas de tierras que hay en Puebla para los próximos 10 años no permiten destinar en gran parte a una oferta que está dejando de ser negocio, explicó.

“No dejamos de tener el compromiso de seguir generando oferta para los que menos ganan y que buscan tener una propiedad, aunque sea de bajo costo, pero tampoco las autoridades ayudan en generar más terrenos en la zona metropolitana para mantener ese nicho de mercado”, expresó.

Insistió en que las pocas tierras las están aprovechando para desarrollos verticales en lugar de fraccionamientos, sobre todo en la Angelópolis y su zona centro, en apego al plan de repoblamiento que tienen más autoridades municipales.

Afectaciones

Moreno Gómez comentó que la decisión de cancelar los subsidios también afecta a las pequeñas constructoras que hacen exclusivamente ese tipo de oferta, porque ahora deberán pensar en hacer vivienda mediana, lo cual es grave, escenario que también padecen empresarios de otros estados.

Admitió que en este año se quedarán cortos en la meta de construir 19,000 viviendas, la cual se plantearon a principios de enero, pero al ver que la Comisión Nacional de Vivienda no emitía las reglas de operación en subsidios y que ahora se anunció su cancelación, cambió el panorama, por ello sólo aspiran a edificar 15,000, cifra que está por debajo del promedio anual de 17,000 que alcanzaron en el 2018.

Sobre el inventario de casas de interés social, el presidente de Canadevi dijo que no se rematarán porque están en buenas condiciones, ya que algunos empresarios que lograron recuperarlas de la invasión invirtieron para arreglarlas y ponerlas a la venta otra vez.

[email protected]