En su cuarto informe de gobierno, Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, afirmó que la entidad dejó de dedicar recursos a otros rubros, para enfrentar al monstruo del crimen organizado con la ley en la mano, ya que había extendido su influjo en todas las actividades.

Y a pesar que ha habido avances, el monstruo no se ha ido, está al acecho y busca cualquier debilidad para regresar además está listo para atacar, por eso no bajamos la guardia para recuperar la seguridad, enfatizó el mandatario coahuilense.

Sin embargo, destacó que con el apoyo del Presidente Enrique Peña y el respaldo de la Marina Armada de México y la Secretaría de la Defensa Nacional, se alcanzaron logros importantes en el combate a la delincuencia.

Por ejemplo, dijo el índice de homicidios relacionados con la delincuencia organizada bajó en un 82%; cayeron en un 72% los asesinatos dolosos; descendió en un 68% el robo de autos; el 46% los robos con violencia y un 39% el robo en general, indicó.

La estrategia contra la violencia

El mandatario estatal dijo que para que volviera la tranquilidad a la entidad, propuso una estrategia que se basó en aumentar las fuerzas de seguridad, proteger a los niños y jóvenes para evitar su reclutamiento en las filas de la delincuencia organizada.

También: inauguramos universidades y cientos de preparatorias; invertimos recursos sin precedentes en instalaciones deportivas, manifestaciones artísticas, y cerramos el círculo con la mayor cifra de empleo en la historia de nuestro estado , señaló Moreira.

Para frenar la espiral de inseguridad, la entidad se sumó a la estrategia que en materia de prevención del delito impulsó el Presidente, y que está dando muy buenos resultados, se buscó destruir la cultura y financiamiento del narcotráfico y buscar aliados para enfrentar la crisis.

Por ejemplo, dijo, se propusieron leyes duras, y no faltó que alguien las criticara; pero haber sacado el juego de Coahuila y poner orden a la venta del alcohol y de otros productos, ha redituado en la paz , afirmó el gobernador de Coahuila.

El clima de violencia

En contexto, señaló que a finales del 2011, se vivía miedo, caos, impotencia del estado para frenar la violencia, uso de armas nunca antes vistas, avance en nuestra comunidad de la cultura del narcotráfico, y por qué no decirlo, resignación de muchos ante el avance del monstruo, y la complicidad de otros .

El monstruo no estaba dispuesto a perder su presa, empleó todos sus recursos para resistir; a todos sus aliados, a los que vendieron su alma para convertirse en traidores, y a los que se pusieron a su servicio para tratar de deslegitimar las políticas públicas , afirmó el mandatario estatal.

Añadió que el monstruo es cobarde y se ensañó con inocentes para tratar de amedrentar a las mujeres y hombres que tienen en sus manos la responsabilidad de gobernar .

Rubén Moreira dijo que algunas voces criticaron la estrategia y las primeras medidas que tomó el gobierno por ello, como era natural el crimen organizado reaccionó y trato de sembrar el pánico .

En opinión del gobernador de Coahuila, a partir de enero de 2013, la entidad ha recobrado la paz, apoyada por las instituciones y el gobierno Federal.

mfh