Puebla.- A casi dos meses de ponerse en operación por parte del gobierno estatal el nuevo programa de verificentros, con cinco puntos de atención en la Angelópolis, han resultado insuficientes para los usuarios, consideró el presidente del Consejo de Organismos Empresariales (COE), Sergio Curro y Martínez.

Expuso que los automovilistas deben hacer cita previa y aguardar más de cinco horas para que puedan verificar, cuando con el anterior programa no se presentaban dichos problemas.

Las autoridades locales en junio pasado cancelaron los 80 centros de verificación vehicular que tenían más de 15 años funcionando en la entidad, debido a supuestas anomalías en el servicio, por lo que implementó uno nuevo que solo considera 17 establecimientos concesionados, de los cuales cinco se abrieron a partir de noviembre en la capital y el restos en cabeceras distritales.

Sin embargo, el dirigente empresarial expresó que "no es justo que algunas personas, luego de 8 horas de laborar, todavía tengan que irse a formar".

Explicó que trabajadores de empresas afiliadas al COE han reportado retardos, permisos y ausentismo, debido a que tienen que llevar sus autos a verificar, que en la mayoría de los casos deben llegar en la madrugada para ser los primeros en ser atendidos, ya que el horario de servicio es a partir de las 8 de la mañana.

Curro y Martínez exhortó al gobierno estatal a que abra otros establecimientos o, en su defecto, ampliar el plazo de dicha obligación más allá de febrero, puesto que continúan las cientos de filas de unidades al menos en la capital.

De acuerdo a las autoridades estatales en el estado se tiene alrededor de 1 millón 200,000 vehículos registrados, de los cuales 425,360 están en la capital, por lo que se considera suficientes los cinco verificentros.

miguel.hernandez@eleconomista.mx