Querétaro, Qro. El aumento en contagios de Covid-19, el riesgo de transmisión por la presencia de variantes más contagiosas y el tercer repunte de casos activos, son factores que han incidido en que la industria restaurantera del estado experimente un nuevo descenso en el nivel promedio de ventas.

En el último mes, con los primeros registros de la tercera ola de contagios, el promedio de ventas se redujo 5 puntos porcentuales, pasando de 60 a 55% actualmente.

“Este indicador da cuenta del porcentaje de ventas recuperadas frente a las obtenidas antes de la pandemia, es decir, que al momento se han recuperado 55% de las ventas registradas previo a la contingencia”, expuso el presidente de la delegación Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Octavio Mata Rivera.

“Han bajado un poco las ventas, por la información que ha salido sobre la tercera ola, sobre el virus que ha mutado con la variante, entonces sí hemos sentido una caída (…) Esperemos que se compongan un poco las cosas y seguir con esta recuperación, pero se ha sentido una baja, desde que se anunció la tercera ola se ha sentido mucho este impacto”, pronunció.

Esta rama económica busca contar con espacios 100% seguros, aplicando y reforzando los protocolos sanitarios, con la finalidad de inhibir el impacto que genera el repunte de contagios.

“Sí tenemos que cuidarnos, reforzar las medidas, pero en el sector restaurantero siempre hemos cumplido con las normas. (Buscan) generar la confianza de que estamos haciendo bien las cosas en el sector y que se considere que los restaurantes son lugares 100% seguros”, expuso el empresario.

Solicitudes

La cámara reiteró el llamado que ha hecho al Comité Técnico de Salud del estado, a fin de que les extiendan una hora de apertura (y cerrar a las 24:00 horas), sacrificando un porcentaje del aforo que actualmente está permitido. En el Escenario A este giro de negocios puede operar con 75% de aforo máximo y hasta las 23:00 horas.

Esta propuesta, dijo el dirigente estatal, abonará a la recuperación del sector, así como a reducir el porcentaje de comensales dentro de los espacios.

“Estamos pidiendo que se emparejen los horarios hasta las 12 de la noche, la petición es porque podemos reducir el aforo, pero tenemos más horario para que puedan seguir operando (...) Sacamos una campaña a nivel nacional, como empresarios; nos comprometemos a usar todas las medidas sanitarias y controlar este tipo de espacios para no caer en ningún problema y que se sigan llevando los protocolos”, mencionó.

Continuar con la apertura de los restaurantes y evitar un retroceso en las restricciones sanitarias es la petición de la Canirac, en el marco de la convención anual que llevan a cabo en Querétaro.

Tras un año y más de cuatro meses de los primeros contagios por Covid-19, esta industria reporta la pérdida de 120,000 establecimientos en el país, es decir, 20% de los 600,000 negocios registrados antes de la pandemia, explicó el presidente nacional de la Canirac, Germán González Bernal.

Estimó que la recuperación del sector, para regresar a niveles prepandemia, podría llevar cinco años, debido a que, además de los estragos financieros que dejó el covid, no se cuenta con programas de apoyo o estímulos gubernamentales para hacer frente a la crisis económica. 

estados@eleconomista.mx