Puebla, Pue. La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) reportó que las ventas continúan a 40% en la ciudad de Puebla, afectando a comercios y servicios, pero con la constante de casos que están intentando traspasar negocios sin éxito o están dejando locales en el Centro Histórico para migrar a zonas más baratas.

Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente del organismo, consideró que no hay señales de que el panorama económico vaya a cambiar, esto a casi dos semanas de que se cumpla un año del primer confinamiento de cuatro meses y medio por la pandemia de Covid-19, que llevó en este tiempo a la quiebra de negocios y despidos.

Indicó que a los más de 7,000 afiliados les ha sido difícil sobrellevar la crisis económica, porque se vende poco y se gasta mucho en la operación de un negocio en cuanto a luz, agua y teléfono. 

En este tenor, dijo que los servicios para un local no bajan, aun cuando tengan poca clientela, “mes con mes nos cobran igual y no podemos dejar de cumplir porque los necesitamos para funcionar, es decir, atender pedidos o hacer presupuestos”.

Economía local

Prósperi Calderón mencionó que negocios en el Centro Histórico que tenían años laborando empiezan a bajar cortina, rentar parte del espacio para ahorrarse costos o irse a otra zona donde paguen menos renta.

Indicó que lo anterior preocupa a la Canaco-Servytur, y "es una muestra de que todo el entorno económico está mal y quienes están abiertos es porque tienen deudas o deben mantenerse a flote pese a las adversidades por bajas ventas".

Antes, tener un negocio en el Centro Histórico era un privilegio, pero ahora se ven locales de todo tipo vacíos y en renta, lo que refleja cómo está la economía de la ciudad.

Prósperi Calderón comentó que tres de cada 10 negocios en la zona centro han pensado en irse a otro lugar para reducir gastos, cifra que consideró preocupante, porque es una intención fuerte cuando saben que la actividad continúa siendo “en el corazón de la ciudad”.

Si bien se han flexibilizado las medidas sanitarias por las autoridades para vender con 20% de aforo, operar de martes a sábado, descansando domingo y lunes; así como dejar que restaurantes y hoteles estén a 30% de aforo, tampoco ha generado más movilidad en calles céntricas.

Confió que en las vacaciones de Semana Santa se puedan mejorar las ventas ahora que inició la campaña de vacunación en el país, y eso dé más ánimo a las personas de salir y la economía mejore.

estados@eleconomista.mx

kg