Puebla, Pue. El gobierno del estado continuará enajenando bienes en desuso para venderlos, por lo que hasta el momento se tiene un catálogo de 30 propiedades, que representan un valor de casi 100 millones de pesos, siendo seis que han sido comercializados por un monto de 10 millones de pesos.

José Cabalán Macari Álvaro, titular de la Secretaría de Administración estatal comentó a El Economista que las casas, locales, terrenos y edificios puestos en venta son dos lotes de bienes que se solicitó al congreso local su enajenación y están por enviar un tercer listado para su aprobación por parte de los diputados.

Explicó que el propósito de las ventas es hacer un gobierno más liviano y que no tenga activos sin uso, los cuales en las condiciones que se encuentran no representan una ganancia.

Puntualizó que el formato de subasta para comercializar los bienes enajenados no funcionó, ya que la primera ocasión que se hizo, en mayo, fue declarada desierta al tenerse propuestas de compra por debajo de lo solicitado, por lo cual se optó por subir el listado de bienes en venta a la página web del gobierno local, para recibir los ofrecimientos y ver si convienen o no.

Confió en que los 24 inmuebles restantes se puedan comercializar en este año, tiempo en que igual están tratando de incluir otros, pero que apenas están en proceso de identificar y valorar su situación legal para desprenderlos del patrimonio del estado.

En cuanto al dinero que se recaude de las ventas, será utilizado para algunas obras de infraestructura.

apr