Las áreas de oportunidad en el sector aeronáutico en Querétaro consisten en el tema técnico, consideró el director de Fomento Industrial de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Hugo Mandujano Martínez, quien detalló que se requiere aún de desarrollar más habilidades en el manejo de materiales y tratamientos térmicos avanzados.

Es un sector complicado debido a que, a diferencia del sector automotriz –donde se producen- grandes cantidades de piezas, en el sector aeroespacial hay veces que son pocas las partes con un grado de especificación muy alto , comentó.

En este sentido los márgenes de utilidad en el sector aeroespacial son más altos, pero también se requiere de una inversión muy grande y una experiencia con la que aún no se cuenta en Querétaro, sostuvo.

Somos un mercado muy joven para aprenderlo; sin embargo, son de los temas que el clúster aeroespacial ya está trabajando y que para el área de Fomento Industrial y de Desarrollo Empresarial de la Sedesu es importante ver las oportunidades para canalizarlas y analizar las estrategias más adecuadas para acortar la curva de aprendizaje , expresó.

Afirmó que hay empresas queretanas grandes y medianas que están realizando esfuerzos por internacionalizarse y tener estas capacitaciones para hacer esa transferencia de conocimiento.

Dentro de los desarrollos o procesos que hacen falta en el estado para el sector aeronáutico, destacó el de tratamientos térmicos avanzados, manejo de materiales compuestos –cuyas bases se están poniendo en Querétaro-, el desarrollo de un Laboratorio de Pruebas Aeronáuticas.

Adicional a ello está la llegada de empresas como BRP, que estarán trabajando con materiales compuestos, hace que la entidad se vuelva un destino donde hay oportunidades para desarrollar estos nuevos materiales.

La transición

En México el sector aeroespacial, puntualizó, se ha desarrollado de manera contraria al automotriz, dado que primero llegó una empresa armadora de aviones, antes que una serie de empresas que hacen componentes de aviones o bien que han desarrollado la tecnología para después crear un avión.

A diferencia de los grandes clústeres mundiales en lo que primero se desarrolla una cadena de valor y al final se tiene un producto terminado, en nuestro caso fue al revés , advirtió.

Esto, derivado de un tema de oportunidad y tendencia mundial; sin embargo, las empresas ancla han hecho que se fuerce a entender el sector y hacer algo al respecto.

Aunque se desconoce el tiempo para pasar de una industria joven a una madura, el esfuerzo y plan de desarrollo planteado en el gobierno es combinar la atracción de inversión y el desarrollo a proveedores, temas que van de la mano y que se busca alinear.