Puebla, Pue. Productores de vainilla de 19 municipios poblanos buscan exportar a Estados Unidos, Francia, Alemania y Holanda durante el 2012, por lo que están a la espera de que empresas de los sectores de alimentos y cosmética avalen la calidad del cultivo.

El representante del Sistema Producto Vainilla de Puebla (que agrupa a 1,800 productores), Javier Méndez, confía en que la materia prima mexicana tendrá acceso al mercado internacional, debido a la baja producción a nivel mundial y al hecho de que en el 2009 recibieron la Denominación de Origen por el sabor y olor únicos del alimento.

Destaca que son 11 toneladas anuales de plantas las que se generan en Puebla, de las 30 que se registran a nivel nacional, y la apuesta es destinar más de 30% de la producción al exterior.

La vainilla de Papantla se produce en una extensión territorial de aproximadamente 7,751 kilómetros cuadrados, que abarca a Puebla y Veracruz. De ese territorio, 40% está en el estado poblano.

Esta materia prima se ocupa en distintos ramos industriales para productos como pasteles, dulces, galletas, helados, refrescos y derivados de la cosmetología.

Javier Méndez dice que la región productora comprende los municipios de Ayotoxco de Guerrero, Caxhuacán, Cuetzalan del Progreso, Hermenegildo Galeana, Huehuetla, Jonotla, Jopala, Olintla, San Felipe Tepatlán, Tuzamapan de Galeana, Zihuateutla, Pantepec, Tenampulco y Venustiano.

EN PROCESO

Menciona que desde finales del año pasado, transnacionales los contactaron para generar un acuerdo; sin embargo, por protocolos se debe hacer pruebas a los cultivos, por lo que mandaron media tonelada en abril a los interesados.

Comentó que en las últimas dos décadas hubo una salida de plantas mexicanas a otros países, entre ellas la vainilla; sin embargo, el cambio climático ha repercutido más en el extranjero, donde algunas naciones que comenzaban a ser altos productores, como Costa Rica y Madagascar, se han visto afectadas.

miguel.hernandez@eleconomista.mx