El delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Carl Dobler Mehner, advirtió que es urgente blindar la sanidad animal, dado que en Querétaro se registró un caso de rabia paralítica en el municipio de Cadereyta.

Hay mucha población en el medio rural que tiene animales a traspatio, allí es donde está el potencial riesgo que puede crear un foco infeccioso , planteó.

Añadió que debe existir un monitoreo de los animales y que si hubiera alguno dañado, que se tenga un seguro por problemas sanitarios.

El blindaje sanitario es para erradicar las enfermedades, por lo que se requiere el apoyo de los veterinarios , expresó.

Además, se requiere la participación activa de los productores, para que en las unidades de producción se brinde la mejor bioseguridad.

Dobler Mehner comentó: Para que se cancelen las posibilidades de que haya contacto con otros animales dentro de la propia explotación, el reto es poner mayas en las casetas, para evitar un problema sanitario .

Los mecanismos de vigilancia, dijo, son para que los empleados que trabajan dentro de las unidades de producción tampoco tengan animales en sus casas, porque pueden llevar contaminantes.

Expuso que esta entidad tiene un buen nivel en lo que se refiere a sanidad animal, aunque el reto es erradicar la tuberculosis y la brucelosis en los hatos lecheros.

elvia.buenrostro@eleconomista.mx