El cine se convierte en un área que se complica porque sigue siendo un arte caro y los estados deben generar los apoyos a través de los departamentos de cultura para que logren crear sus propias expresiones, analizó el fotógrafo Daniel Daza en su visita a Querétaro.

Dentro del marco de la segunda Muestra de Cine, organizada por la Facultad de Contaduría y Administración (Muci-FCA) de la Universidad Autónoma de Querétaro, el artista mexicano presentó un cúmulo de 26 imágenes que denominó Fotografía fija, la imagen que documenta el cine.

El especialista, que representa a la generación que realizó con éxito la transición entre la fotografía análoga y la digital, reflexionó: Cada estado de la República debe tener una propuesta cinematográfica para que logre sus propios espectadores .

Indicó que en la ciudad de México existen dos escuelas importantes, pero hay otras que no cuentan con veracidad en planes de estudio ni cuidan la formalidad para hacer rodajes.

Eso acorta el tiempo para cualquier práctica, pero no limita para que cada lugar tenga su expresión de su sociedad, su tiempo e inquietudes, en cuanto al resultado, sería materia de entrar a la crítica y análisis , planteó el fotógrafo.

Añadió que cualquier proceso es lento y el cine es un recurso más largo que requiere de mucha paciencia, porque los directores tienden a durar hasta 10 años para cuajar un proyecto.