El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de los fondos mixtos, aprobó recursos por 800,000 pesos a la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para la fabricación de un horno de retorta que sería utilizado en la extracción de mercurio en el municipio de San Joaquín.

Juvenal Rodríguez Reséndiz, coordinador del proyecto, explicó que la propuesta aprobada por el Conacyt consiste en el desarrollo de un prototipo modular con una toma eléctrica y alimentación a través de gas, el cual podrá ser trasladado en una caja a los lugares de difícil acceso en las minas.

Dijo que tras un estudio de factibilidad llevado a cabo por la Universidad, se percataron de la urgencia de hacer modificaciones estructurales a los procesos tradicionales que se utilizan en San Joaquín para la extracción de mercurio, los cuales datan de tiempos de la colonia.

Actualmente los pobladores de la demarcación recurren a hornos tradicionales elaborados con tabiques para extraer el mineral.

El horno, detalló, contará con los niveles que se necesitan para vaporizar el mineral.

Hornos=desarrollo

El investigador consideró que en un municipio con alta migración, como es el caso de San Joaquín, esos hornos pueden servir a las familias para allegarse de recursos sin tener que salir de su lugar de origen por falta de oportunidades.

El proyecto, que arrancó oficialmente esta semana, será desarrollado por las facultades de Química e Ingeniería de la UAQ y los resultados serán presentados en diciembre de este año.

Ya estamos trabajando. Tenemos un alumno de química y un alumno de automatización, que son quienes que se encargarán de desarrollar las pruebas pertinentes en campo y laboratorio, para poder automatizar el proceso , precisó Rodríguez Reséndiz.

[email protected]