Puebla, Pue. En los últimos cuatro años, el turismo "mochilero" ha generado la recuperación de 90 vecindades en barrios tradicionales del Centro Histórico de Puebla, debido a que visitantes nacionales y extranjeros de entre 25 y 30 años prefieren este tipo de espacios.

Así lo dijo el director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón, quien puntualizó que no representa una competencia desleal para su sector porque es benéfico para los viajantes que quieren ahorrar en hospedaje y se mueven de un lugar a otro.

Destacó que han contribuido con las familias de vecindades para asesorarlos en el acondicionamiento respecto a lo básico que deben tener para ser atractivos al también llamado turismo social.

Gustavo Ponce de León Tobón dijo que son al menos 600 familias con rezago social y que viven en los barrios del centro, quienes están obteniendo un ingreso por la renta de cuartos.

Recordó que ese esquema es muy usado por familias de escasos recursos en Oaxaca y la Rivera Maya, el cual en la Angelópolis se ha implementando desde el 2015, tras ser impulsado por el ayuntamiento de ese momento, a fin de que quienes tuvieran un cuarto en sus casas por vivir en uno de los barrios y que debían acondicionar con la mínima inversión, obtuvieran algo de dinero.

Precios accesibles 

También, el propósito es que los visitantes tengan un mayor contacto con los ciudadanos para conocer sus costumbres, a quienes se les cobra 150 pesos por persona por noche y a cambio recibe un lugar cómodo y una comida, comentó.

Iniciaron 120 familias con la renta de cuartos en los barrios de Analco, La Luz, El Alto y Xonaca, pero esa cifra actualmente llega a las 600, con 750 cuartos, lo cual muestra un interés sobre este tipo de turismo social.

Explicó que los propietarios invierten entre 4,000 y 7,000 pesos para arreglar una o dos habitaciones, las cuales deben pintar, cambiar piso y comprar camas individuales; recuperación de la inversión que se da en tres meses, ya que al menos cuatro veces a la semana reciben a turistas.

“Nunca llega un viajante solo, siempre vienen en pareja o en grupos de cuatro, lo cual hace más factible la recuperación en menos tiempo. Hay quienes cobran 150 pesos que es el promedio, pero otros 250 por noche, de acuerdo a las condiciones del cuarto, pero se les piden ofrecer la mayor seguridad y privacidad”, dijo Gustavo Ponce de León Tobón.

Los usuarios frecuentes provienen de Canadá, Estados Unidos, Argentina, España, Inglaterra y Francia, mientras que nacionales son del norte del país, mencionó.

Ponce de León explicó que en el caso de los extranjeros que llegan con mochila no tienen problemas en la parte económica para rentar una habitación de hotel tradicional, sino más bien quieren experimentar esa cercanía con la gente, ya que los propietarios son adultos mayores.

Comentó que hay otras 20 vecindades donde las familias quieren también sacar provecho de sus espacios, ya que tienen cuartos disponibles debido a que son matrimonios de adultos mayores, quienes no tienen acceso a una pensión y, por ello, buscan acceder a esta forma de ingreso.

[email protected]

kg