Querétaro, Qro. El turismo inmobiliario es una combinación que empieza a generar un mercado emergente en Querétaro y en el cual se observa capacidad de crecimiento, que ha sido impulsado por el arrendamiento de inmuebles.

En tanto, el desarrollo industrial y empresarial de la región también se aprecia como uno de los detonadores de este tipo de turismo, expuso la presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) capitulo Querétaro, María Elena Herrera Oceguera.

En este segmento, el denominado rent locations (ubicaciones de alquiler) es el principal producto inmobiliario que se consume y que consiste en el arrendamiento de inmuebles amueblados y no amueblados, especialmente departamentos y condominios verticales.

En la capital de Querétaro, la zona norte, en localidades como Juriquilla y El Campanario se observa una mayor demanda de ubicaciones de alquiler, siendo también las predilectas para el consumo internacional.

“Son contratos anualizados, en ocasiones no te lo rentan para un sólo ejecutivo, sino que lo rentan las empresas, una ubicación, y ellos van rolando a su gente que viene, gerentes, supervisores, etcétera”, explicó.

En este contexto, la asociación planea realizar un estudio del turismo inmobiliario para identificar la participación que está teniendo el estado en este rubro; el documento será realizado con base en información de Catastro y de los socios de las organización empresarial.

“Somos un mercado emergente. Con los estudios que vamos a realizar queremos llegar al ranking (de turismo inmobiliario) (...) Somos uno de los principales destinos turísticos sin playa; tomando en cuenta ese dato duro no pensamos que nosotros estemos en el top cinco, no veo una zona más emergente en ese sentido”, detalló.

Productos

Los atractivos turísticos del estado, especialmente la denominada Ruta del Arte, Queso y Vino, también destacan entre los impulsores del turismo inmobiliario, dijo la presidenta de AMPI Querétaro.

“La gente viene, vive una experiencia cultural o viene a buscar casa, de paso se va a los viñedos. Además, deja derrama turística por consumo de productos turísticos que del mediano al corto y al largo plazo, tienen un consumo inmobiliario. Y la Ruta del Arte, Queso y Vino tiene a 10 municipios donde están ubicados los viñedos, en donde hay productos de consumo turístico y que ya está el mercado inmobiliario naciente”, señaló.

El surgimiento del turismo inmobiliario es parte de los cambios a los que se va adaptando y diversificando el mercado, generando así nuevos nichos por potenciar y que han cobrado presencia en los procesos de capacitación y certificación de los agentes inmobiliarios.

En Querétaro, añadió Herrera Oceguera, ya existe una oferta para consumir productos turísticos, aunque es necesario consolidar espacios de pernocta, por lo que refirió que se requiere comenzar a desarrollar este tipo de oferta.

Convenio

Por tanto, se prevé que AMPI y la Secretaría de Turismo del estado signen un convenio de colaboración para potenciar el turismo inmobiliario.

La asociación ha puesto a consideración de la dependencia un listado de los puntos del acuerdo, planteando aspectos como el que la secretaría recomiende agencias inmobiliarias asociadas a la AMPI.

“Este convenio surge de la inquietud que tenemos, porque va a haber cambios de uso de suelo, temas de permisos, de nuevos productos inmobiliarios”, manifestó.

estados@eleconomista.mx