La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) espera que en el año 2022 entre en operaciones en su totalidad el Tren Interurbano México-Toluca, proyecto que no se ha detenido y se sigue trabajando.

Durante una reunión con representantes de medios de comunicación, el subsecretario de Transporte, Carlos Morán Moguel, detalló que sigue en curso la obra, ya que tan solo para este año se tienen asignados 7,000 millones de pesos.

“Esperemos que esté funcionando el tren para el año de 2022. Es muy difícil que pueda entrar antes. El año que entra podría estar hasta la estación de Santa Fe, un año más para que pueda llegar a Observatorio y con las pruebas que se tienen que realizar, estaríamos hablando de 2022”, estimó.

Asimismo, refirió que en el tramo Uno, que va desde la estación de Zinacantepec hasta la entrada del túnel, hay varias estaciones, de las cuales hay avance de 90% en Pino Suárez, 95% en Tecnológico y 96% en Lerma.

Sin embargo, el subsecretario de la dependencia comentó que hay un tramo de alrededor de cuatro kilómetros que está bloqueado por habitantes del municipio de Ocoyoacac, por lo que se está en negociación, incluso, con la Secretaría de Gobernación presente y el propio gobierno del estado de México.

El funcionario federal detalló al respecto que se han pagado los derechos de vía, por lo que quieren saber cuáles son las otras inquietudes que tiene esa población para dar respuesta.

“Por lo que se refiere a la parte de la Ciudad de México, ahí tenemos un avance de 50 por ciento. Se trabajará intensamente para llegar a finales del año que entra a la estación Santa Fe y continuaremos después hasta la estación Observatorio”, aseguró.

abr