Para el gobierno de Quintana Roo, el proyecto del Tren Maya es viable desde el punto de vista financiero y turístico, ya que además de ofertar un nuevo producto se trata de un transporte útil y necesario en el estado.

“En esta zona lo veo viable desde el punto de vista financiero, desde el punto de vista de una posibilidad de un nuevo producto turístico que además sirva para mejor movilidad a los turistas y a quienes trabajan en las zonas turísticas (...) También los efectos de la carga, que serviría para la prestación de servicios de toda la infraestructura hotelera, se vuelve fundamental”, aseguró el gobernador del estado, Carlos Joaquín González.

En el marco del Foro Forbes, Camino a la Transición, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, explicó que se trata de un proyecto que inició en el estado  hace aproximadamente dos años, con la intención de conectar a Cancún y Tulum, que posteriormente pudiera llegar a Chetumal, buscando mayor cercanía entre el norte y sur de la entidad.

Añadió que sobre la carretera actual entre Cancún y Tulum transitan alrededor de 6,000 vehículos diarios, los cuales pueden llegar a 7,000 en periodos altos de turismo, por lo que la posibilidad de un tren que uniera al único aeropuerto de la entidad con aproximadamente los 60,000 cuartos disponibles se trata de una opción financieramente viable.

Actualmente, dijo, empresas chinas, europeas y canadienses han visitado el estado con el interés de invertir en el trazo del tren que pasará por Quintana Roo.

“Es un proyecto de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos; en la parte de Quintana Roo te puedo garantizar que hay una gran intención de la Iniciativa Privada (IP) por financiarlo, el resto de la ruta del tren por supuesto que representa grandes retos en materia de financiamiento y puntos potenciales de desarrollo y crecimiento turístico, pero al día de hoy sí requerirá de subsidios de recursos federales”, ahondó.

“Al surgir la propuesta del presidente electo (Andrés Manuel López Obrador), nos sumamos a esa situación con todos los avances que ya teníamos para el estado; es un proyecto muy importante de movilidad, de globalización, de modernidad (...) En el caso específico del estado, es financieramente viable, un buen producto que podría generar grandes cosas en favor y que puede ser financiado desde la IP”, añadió.

El proyecto, que atravesará cinco estados del sureste mexicano, tiene un costo estimado de entre 120,000 y 150,000 millones de pesos.

El primer trazo ferroviario del Tren Maya va de Cancún a Tulum, de ahí más al sur, hacia Bacalar (pasando por Felipe Carrillo Puerto y Mahahual), para girar después hacia el oeste con dirección hacia Calakmul y llegar a Escárcega, Campeche, para partir hacia el suroeste y terminar en Palenque, Chiapas.

Se incluyó una conexión de Escárcega hacia Campeche, para llegar después a Mérida, Yucatán, y de ésta a Cancún, pasando por Valladolid.

Recientemente se dio a conocer que para el 2019 se prevé destinar mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación unos 16,000 millones de pesos para la construcción del Tren Maya.

Preocupación

No obstante, empresarios del sector turístico coincidieron en la necesidad de conocer cómo se va a financiar el proyecto, ya que los recursos que se emplean para la promoción turística y publicidad del país son de suma importancia.

José Carlos Azcárraga, CEO de Grupo Posadas, y Braulio Arsuaga Losada, CEO de Grupo Presidente, aseguraron que la inversión en promoción turística es fundamental, ya que ayuda a posicionar al país dentro de los destinos más visitados en rankings internacionales; asimismo, resulta preocupante que el financiamiento surja de recortes en otros sectores.

En tanto, Alejandro Zozaya, director ejecutivo de Apple Leisure Group, recalcó que el tema de tocar fondos que se dirigen a la publicidad es preocupante, pues a pesar de que el proyecto del tren es una buena iniciativa para detonar la economía de los estados, la promoción turística es fundamental.

Propuestas

Sobre la propuesta del gobierno estatal de  un trato igualitario para la entidad en el tema de estímulos fiscales, luego de que se confirmara, con gobernadores fronterizos, una disminución del Impuesto al Valor Agregado en la frontera norte de 16 a 8%, Carlos Joaquín González refirió que han entablado conversaciones con las autoridades federales electas sobre la posibilidad de que la medida aplique también en la frontera sur.

“Es un impulso a la frontera norte. Nosotros también quisiéramos tenerla en la frontera sur. La frontera sur de México es hoy una posibilidad importante de desarrollo económico, diversificación económica, de crecimiento ante todas las situaciones en materia comercial y turística que se han dado hacia la frontera norte (...) Hemos hablado con las autoridades electas sobre la posibilidad de que esta misma función se dé hacia la frontera y analizarlo, revisarlo y que pudiera darse”, acotó.

En cuanto a la propuesta de trasladar la Secretaría de Turismo federal a Chetumal, el Ejecutivo estatal mencionó que Quintana Roo “es una entidad netamente turística, con toda la experiencia; la infraestructura turística es la más amplia de nuestro país. Por supuesto que será bienvenida (...) Oficialmente, todavía no tenemos ningún comentario al respecto”.

Diversificación de destinos, trascendental

Turismo nacional enfrenta desafíos: especialistas

El turismo nacional enfrenta diversos retos en materia de promoción y publicidad, diversificación de destinos, percepción de seguridad y atracción de un número mayor de viajeros extranjeros, coincidieron especialistas.

Durante el pánel “El turismo como vocación nacional”, que se llevó a cabo en el Foro Forbes, Camino a la Transición, Alejandro Zozaya, director ejecutivo de  Apple Leisure Group, destacó que aunque México es el sexto lugar más visitado en el mundo, según la Organización Mundial del Turismo, es necesario diversificar los productos turísticos que ofrece, así como nuevas experiencias.

México ocupa el sexto lugar, dijo, porque recibe casi 40 millones de turistas al año, de los cuales 57% son de internación, que viajan en avión y gastan en promedio 800 dólares; dicho porcentaje genera 95% de los ingresos del país y el restante sólo 5%, por lo que resulta fundamental mayor promoción para atraer más turistas extranjeros.

Braulio Arsuaga Losada, director general de Grupo Presidente, explicó que México está en la posición 55 de marca-país y el número 40 en captación de divisas, mientras que el ranking de competitividad se ubica en la posición 30.

“Es un hecho que si queremos ser partícipes más relevantes es necesario escalar en estos tres rankings. Hay muchos retos; tenemos que subir y ser más competitivos”, refirió.

En tanto, el CEO de Grupo Posadas, José Carlos Azcárraga, resaltó la importancia que representan las estrategias de promoción y publicidad, que han ayudado a que más turistas visiten el país.

“Una de las razones del éxito de los últimos seis años es que el país ha invertido en publicidad, lo que ha permitido posicionar a México en el lugar número seis (...) Una de las industrias más competidas es el turismo. Otros países tienen otras opciones para viajar, y los turistas irán adonde haya más ventajas competitivas, y para eso se requiere publicidad y promoción”, añadió.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, enfatizó que el país tiene vocación turística, ya que presenta fortalezas en sus recursos naturales, culturales y en la infraestructura.

Específicamente del estado, refirió que recursos naturales, infraestructura y conectividad han sido claves para el desarrollo turístico de Cancún y la Riviera Maya; no obstante, resulta necesario salvaguardar los recursos naturales, con una adecuada planeación en el crecimiento.

“El reto importante es el tema de la percepción de la seguridad, manejo de crisis y relaciones públicas que ha afectado en los turistas de más alto nivel, como de Estados Unidos, por ejemplo”, añadió José Carlos Azcárraga.

[email protected]