Cancún, QR. El secretario general del ayuntamiento de Benito Juárez, Jorge Aguilar Osorio, aseguró que por el momento no hay ninguna empresa contratada para llevar el proceso de refinanciamiento de la deuda municipal.

En caso de que se contrate alguna, ésta se someterá a un proceso de licitación para transparentar su operación, dijo.

Sin embargo, Aguilar Osorio reconoció que ya hay un ofrecimiento de una firma para acompañar al ayuntamiento en la búsqueda de las mejores opciones de refinanciamiento en el mercado, aunque eso no quiere decir, puntualizó, que ya haya sido contratada para tal efecto.

Indicó que el ayuntamiento necesitará asesoría en este proceso técnico, pero cualquier opción que se tome será consensuada y transparentada en su debido momento.

El funcionario municipal adelantó que la institución bancaria con la que quede contratado el refinanciamiento del pasivo será elegida través de una subasta pública, mediante la cual se asegurará que se contraten las mejores condiciones de mercado en cuanto a tasas de interés y plazo.

El secretario general del ayuntamiento refirió que esta medida se está tomando ante la necesidad de disminuir el pago por los servicios de la deuda, el cual supera 120 millones de pesos anuales, tanto por intereses como por amortización de la misma.

Las proyecciones hechas hasta el momento les permiten anticipar que una baja en las tasas de interés le permitirían al ayuntamiento un ahorro de entre 120 y 130 millones de pesos, a razón de poco más de 40 millones de pesos al año.

Créditos contratados

Cabe mencionar que la reestructura autorizada la semana pasada por el cabildo de Benito Juárez implicará extender entre tres y ocho años el periodo de pago de los tres créditos contratados con Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos en administraciones anteriores, cuyos montos originales ascendían a 391.9 millones, 779.8 millones y 227 millones de pesos.

El reporte financiero del ayuntamiento de Benito Juárez que abarca de enero a septiembre del 2018 da cuenta de que el saldo actualizado de esos tres créditos es de 325.1 millones, 660.4 millones y 143.6 millones de pesos, respectivamente, lo cual arroja una deuda actual de 1,129.1 millones de pesos.

El monto de los intereses pagados entre enero y septiembre del 2018 asciende a 84.6 millones de pesos, mientras que la amortización de la deuda durante el periodo de referencia es de 36 millones de pesos.

El refinanciamiento aprobado por el cabildo es por 1,129.1 millones de pesos, más los gastos derivados de la contratación, garantías y fondos de reserva.