Si bien los municipios del país avanzan en transparencia presupuestal, aún su nivel es reprobatorio.

De acuerdo con el Índice de Información Presupuestal Municipal (IIPE) del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), el cumplimiento promedio de las 453 demarcaciones evaluadas, que representan 95% del Producto Interno Bruto nacional, fue de 42.0% en el 2017, de una escala de 0 a 100%, el mayor nivel registrado en los ocho años del indicador, es decir, se mantiene una calificación reprobatoria.

Del total de territorios analizados, con datos del ejercicio fiscal del año pasado, 23.2% alcanzaron un coeficiente mayor a 60 por ciento.

En conferencia de prensa, Ramiro Suárez, investigador de Finanzas Públicas de Imco, señaló que a ocho años del IIPE, los municipios se manejan a través de la opacidad, que desde el 2010 hay una tendencia al alza en la calificación promedio de los municipios, “en el 2016, 34.7% fue un promedio general en calificaciones, entre tanto en el 2017 fue de 42.0%, obteniendo un ascenso importante de 7.3 puntos porcentuales”.

Así, 69 municipios obtuvieron una calificación de 100%: las 38 demarcaciones de Coahuila; 22 de 27 evaluadas en Puebla; León, Guanajuato; Zitácuaro, Michoacán; Mérida, Yucatán; Zapopan, Jalisco, y cinco del Estado de México (Aculco, Metepec, Ocoyoacac, San Mateo Atenco y Zinacantepec).

A éstos le siguieron Chalco en el Estado de México y Hermosillo en Sonora, ambos con 98.82 por ciento.

En el otro extremo se encuentran aquellos que exhibieron una menor puntuación, como San Damián Texoloc, Tetlatlahuca (en Tlaxcala) y Ánimas Trujano (Oaxaca), con 0, y Tultepec (Estado de México, con 1.18 por ciento.

En términos generales, en el 2017, 267 municipios mejoraron, 125 empeoraron y 61 se mantuvieron en el mismo sitio.

Juan Pardinas, director general del Imco, explicó que la función del IIPE es medir la calidad de la información presupuestal de los municipios del país, además de verificar el cumplimiento de la legislación de contabilidad gubernamental; de este modo, dijo, tiene como propósito eliminar las condiciones de opacidad en las demarcaciones para así fomentar una serie de buenas prácticas contables que ayuden a que el índice arroje datos más homogéneos.

Señaló que se espera que los ayuntamientos tengan un nivel más alto de exigencia que les permita la rendición de cuentas trasparentes; por otra parte, el directivo acentuó el infortunio en el que se encuentran, pues si bien hay un avance en la entrega de cuentas, aún queda un camino largo por recorrer para aumentar los parámetros de exigencia y trasparencia.

En el 2017, los tres estados con mayor calificación de sus municipios en trasparencia fueron Coahuila, que sobresalió con 100% de cumplimiento, Puebla con 90% y Campeche con 86%; las delegaciones de la Ciudad de México no alcanzaron el umbral de 10 por ciento.

Las entidades que más avanzaron de forma anual fueron Chiapas con 17 posiciones, Tabasco con nueve y Durango que subió ocho escalones, mejorando su desempeño presupuestal.

Morelos bajó 39 peldaños respecto al índice del 2016, mientras Zacatecas y Sinaloa también mostraron retrocesos importantes, con ocho y siete, respectivamente. A nivel local, Cuautla, Morelos, fue la demarcación que más perdió lugares (323).

Lucidez

Coahuila, con sus respectivos municipios, se convierte en el caso de éxito, ya que desde el año 2015 la totalidad de sus territorios cumplen con 100% en el IIPM.

El estudio de Imco señala que mayores calificaciones se logran mediante buenas prácticas que permiten elevar el nivel de lucidez de las entidades, como la impartición del diplomado IIPM-ASOFIS-ASEC en Coahuila para 2,778 funcionarios que explica la metodología del IIPM, además de aprobar en su totalidad las leyes de ingresos municipales de acuerdo con el formato del Consejo Nacional de Amortización Contable.

El estado de Puebla no se queda atrás, aprobando una iniciativa que ayuda a fortalecer los criterios de transparencia presupuestal, también apoyándose de un taller para la implementación de IIPM en sus municipios.

Contexto

Para comprender qué tipo de trasparencia busca reflejar el Índice de Información Presupuestal Municipal, se verificaron las leyes de Ingresos y los presupuestos de egresos y ciudadanos.

En promedio, 73.1% de los ingresos municipales proviene de recursos estatales y federales; de acuerdo con datos del Imco, en el 2017 las aportaciones y participaciones a los municipios fueron por un monto de 267,540 millones de pesos, equivalente al gasto total de 1,950 demarcaciones.

En México, 1.6% del total de los ingresos por impuestos es recaudado por los ayuntamientos, mientras que el gobierno federal recauda 94.2% del total. Es importante destacar que de cada 10 pesos que se perciben a través del Predial, a nivel nacional 3.7 provienen de la Ciudad de México.

Recomendaciones

Para lograr mejoras en los resultados de IIPE, Imco propone reelección con rendición de cuentas; que la legislación estatal establezca la estructura y la información mínima que los municipios deben incluir en sus presupuestos de egresos; que los órganos de fiscalización asistan técnicamente en transparencia municipal; que la administración pública cuente con un servicio civil de carrera en áreas técnicas como contralorías, tesorería y unidad de transparencia.

“Uno de los grandes retos que tenemos en el país para lograr el Estado de Derecho es que las propias autoridades cumplan la ley (...) (ésta) debería por sí misma regirse, sobre todo si eres autoridad, los ciudadanos también tienen la obligación de cumplir (...) La discusión sería que la ley probablemente no tiene los suficientes elementos sancionatorios para generar incentivos al cumplimiento”, indicó Juan Pardinas.

certidumbre patrimonial

Aprueban en Monterrey subsidiar regularización catastral

Monterrey, NL. En Sesión Ordinaria de Cabildo, síndicos y regidores del municipio de Monterrey acordaron otorgar subsidios de 40 a 75% para los contribuyentes que tengan un rezago en el registro de construcciones.

Sin embargo, deberán cumplir con ciertos requisitos, entre ellos, se establecerá un límite en el valor de la vivienda, que no cuenten con otro bien raíz en el estado, o que hayan adquirido bienes con tasas de interés mayores.

El objetivo es propiciar la regularización de construcciones que generan un Impuesto Predial adicional, así como depurar el rezago existente en el pago de este derecho y otorgar certeza jurídica a los contribuyentes respecto a su patrimonio inmobiliario.

Antonio Martínez Beltrán, tesorero municipal, explicó que hay muchos contribuyentes que tienen un rezago en el impuesto mayor al valor de la propiedad, “estamos ofreciéndoles la oportunidad de que se regularicen ofreciéndoles hasta 40% en algunas condiciones o 75% en otras”.

Sostuvo que esta medida no tiene fines recaudatorios, lo que se pretende es que la gente pueda regularizar sus propiedades para tener certidumbre patrimonial.

Asimismo, síndicos y regidores aprobaron una segunda modificación al Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2018, consistente en una ampliación por un monto de 27 millones de pesos que se destinarán a la Seguridad Pública, para quedar el presupuesto total en 6,758 millones.

Finanzas

Por otra parte, con el objetivo de elaborar un plan integral de saneamiento de las finanzas del gobierno estatal y analizar el gasto y fortalecimiento de los ingresos, inició la operación de la Comisión de Finanzas Públicas del Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica.

Este órgano ciudadano realizará estudios y propondrá soluciones para el rubro de pensiones y jubilaciones y establecerá criterios para evaluación de proyectos y el diseño de una Unidad de Inversiones centralizada.

Además, contará una unidad especializada en gestión de recursos federales basada en las mejores prácticas nacionales e internacionales.

Con base en una metodología de trabajo, la comisión hará diagnósticos basados en estudios recientes realizados por especialistas en los temas de finanzas públicas.

Una vez realizado el diagnóstico, se apoyará en expertos reconocidos para generar las iniciativas y proyectos estratégicos.

Carlos Garza Ibarra, secretario de Finanzas y Tesorero General del estado, y César Montemayor Zambrano, presidente de la Comisión de Finanzas Públicas del Consejo Nuevo León, coincidieron en que es necesario impulsar la inversión productiva y la construcción de infraestructura. (Con información de Lourdes Flores)