En noviembre, por segundo mes consecutivo, estados y municipios recibieron menos recursos de los programados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) por concepto de participaciones (Ramo 28), de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal asignó un monto para ese rubro en el calendario presupuestal de noviembre por 44,369 millones de pesos; sin embargo, sólo se otorgaron 44,163 millones, es decir, 207 millones menos de lo previsto.

Sin embargo, cabe destacar que las participaciones del mes pasado fueron 8.8% mayores a las del mismo periodo del 2013, según el reporte de Finanzas y Deuda Públicas.

De las 32 entidades federativas, 15 recibieron menos dinero de lo anticipado. San Luis Potosí fue el más afectado, con 3.5% menos de lo programado. Le siguieron Veracruz (2.9%), Quintana Roo (2.5%), Puebla (2.4%) y Estado de México (2.2 por ciento).

La diferencia entre lo programado y lo entregado obedeció a que la partida prevista en el Fondo General de Participaciones (FGP) tampoco se cumplió. Ese rubro es uno de los 10 componentes de las participaciones, y prácticamente representa 78% de los recursos del Ramo 28.

El monto estimado del FGP fue por 35,469 millones de pesos; no obstante, sólo se canalizaron 34,776 millones, es decir, 692 millones menos.

De acuerdo con Flavia Rodríguez, directora de la consultoría aregional, el desplome de los precios del petróleo está ejerciendo presión en las finanzas públicas del país. De hecho, en noviembre, los ingresos petroleros del sector público cayeron 20 por ciento.

Lo anterior debido a que en lo que va del año, la cotización de la mezcla mexicana de exportación ha caído 46.5%, para venderse por debajo de 50 dólares por barril.

En octubre también las participaciones fueron menores a lo programado (8,515 millones menos) e incluso quedaron por debajo de lo registrado en igual mes del 2013, ante una baja en los ingresos petroleros dentro de la Recaudación Federal Participable (RFP), de 4.8 por ciento.

Recuento positivo

En términos acumulados, es decir, de enero a noviembre, los recursos entregados por participaciones fueron mayores a los previstos.

En el PEF se programó una bolsa para ese periodo por 528,997 millones de pesos; sin embargo, se entregaron 538,832, esto es una bolsa de 9,835 millones mayor.

No obstante, cabe destacar que antes de octubre y noviembre, los meses en cuestión, el Ramo 28 era 18,556 millones superior a lo calendarizado en el PEF 2014.

De acuerdo con Flavia Rodríguez, el desplome de los precios del llamado oro negro, además de factores como las elecciones y la inseguridad, es uno de los principales riesgos para las finanzas públicas de las administraciones locales en el 2015, al elevar las posibilidades de que las cifras programadas en el PEF 2015 no se cumplan con toda cabalidad.

Participaciones federales

fernando.franco@eleconomista.com.mx