La delegación estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) recomendó a los trabajadores con bajos salarios que realicen jornadas superiores a las ocho horas, con el fin de generar más ingresos a sus familias.

Ante la situación que viven las empresas afectadas por impuestos, como el Empresarial a Tasa Única (IETU), entre otros factores que reducen sus posibilidades de pagar más, el presidente estatal de la Coparmex, Alfonso García Alcocer, se pronunció por recomendar a los trabajadores capacitarse y laborar más al tiempo que reconoció que muchos de ellos viven una situación difícil, porque no les alcanzan los ingresos para sostenerse.

Les invitaría a que no trabajen jornadas de ocho horas, que trabajen tantito más y lo hagan abiertamente, que sean jornaleros o que sean comisionistas o que trabajen por destajo para que puedan generar más ingresos o bien que se capaciten para que puedan ganar más , aseveró el líder empresarial.

Aclaró que hay situaciones que causan una afectación a las empresas, por lo que pidió sumar esfuerzos y generar mayor competitividad para que los empresarios puedan otorgar mayores sueldos a sus trabajadores.

ALTOS COSTOS

García Alcocer adelantó que organizaciones como la Coparmex le apuestan a la desaparición de impuestos que generan altos costos a las empresas y no corresponden a la realidad del país, como el IETU. Estamos apostando como Coparmex a que nos los quiten dentro de la reforma fiscal. El IETU es para un país que no creció en la proyección que se hizo y actualmente está afectando a los empresarios, por eso no estamos produciendo , consideró.

CONTRA LA ILEGALIDAD

El Presidente estatal de la Coparmez aseguró que las empresas hacen su trabajo al incentivar la inversión y generar empleos, incluso cierran filas para imposibilitar la llegada de capitales ilícitos a la entidad.

Al ser cuestionado sobre el narcolaboratorio clandestino en La Noria, municipio de El Marqués, que estaba dado de alta como un negocio dedicado al uso de químicos, aseveró: Actualmente, aquí no los tenemos y la realidad es que no los queremos , fue un intento de sorprender la paz del estado .

Puntualizó que esta empresa era totalmente ilícita, un giro que trató de poner como legal para que los químicos y precursores y lo que se pudiera oler cuando pasaba por ahí no generara sospechas .