Querétaro, Qro. Comerciantes instalados en el tianguis del estado de Querétaro también han resentido el impacto de la crisis económica que generó la pandemia, la incidencia del tercer repunte en contagios y la temporada de lluvias.

Este segmento del sector comercio experimenta un descenso en sus ventas, particularmente los vendedores de artículos que no son de primera necesidad y que experimentan una caída de hasta 80% en relación con las ventas que tenían antes del repunte en contagios, explicó la presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse) en Querétaro, Rocío Alvarado Ramírez.

A año y medio de los efectos de la contingencia sanitaria, refirió, se percibe una caída en el consumo de la población.

“Las ventas están por los suelos, derrumbadas totalmente; aunado a la tercera ola y al miedo a salir, la economía que percibimos ha sufrido muchos cambios, la gente no trae para comparar y a parte las lluvias, un fenómeno que es inevitable y que eso abona al derrumbe de ventas que ahora estamos sufriendo”, expuso.

Con la actual temporada, en días con lluvia las ventas se paralizan, a lo que se suma el riesgo de comerciar en zonas propensas a inundaciones. Por ello, planteó la necesidad de generar un atlas de riesgo en el que se identifiquen puntos propensos a inundación que afectarían a los vendedores en tianguis.

Rocío Alvarado recordó un caso en el que una tarde la lluvia se llevó consigo cinco puestos localizados en un tianguis de la capital del estado, generando una pérdida total para los comerciantes. Por lo tanto, agregó, el sector demanda infraestructura, como los techos, para mitigar el impacto de los fenómenos climáticos.

“Lo que siempre hemos dicho: necesitamos infraestructura para nuestros tianguis, que nos permita seguir laborando en ese sentido, para que tengamos techos (…) Las condiciones en que trabajamos no permiten que hoy sea seguro para el comerciante (…)  (Trabajarán el atlas) con municipio (de Querétaro), con las áreas correspondientes, apoyo del estado y municipio para ver las situaciones de riesgo, no queremos ver esas escenas donde hasta los comerciantes van en la corriente que lleva el agua”, declaró.

Análisis

Con el análisis de las áreas de riesgo también se buscará proponer la reubicación de los tianguis que estén en mayor peligro.

La dirigente de Fecopse expuso que debido al impacto por las lluvias, los comerciantes enfrentan mermas en sus ingresos, derivado de percibir un menor consumo entre la población.

Ante el impacto de la pandemia, en el 2020 el ingreso promedio trimestral de los hogares en el estado cayó 8.05%, entre el ingreso promedio de 65,727 pesos (en 2018) y los 60,435 reportados en la edición 2020 de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El gasto corriente monetario promedio trimestral descendió 9.28% en los periodos de referencia, al bajar de 40,081 pesos (en el 2018) a 36,361 pesos (en el 2020).

El Inegi expone que la encuesta 2020 proporciona un panorama de los cambios a consecuencia del periodo de contingencia sanitaria, las medidas de confinamiento de la población, el cierre de la actividad económica y demás factores que influyeron en los ingresos y gastos de los hogares en el país. 

estados@eleconomista.mx