Querétaro, Qro. La empresa Tesla está interesada en instalar centros de carga para vehículos eléctricos en el estado. La propuesta se encuentra en manos de las autoridades estatales, por lo que está siendo analizada para determinar su viabilidad.

La compañía automotriz solicitó al gobierno estatal la autorización para establecer 150 espacios de carga en puntos estratégicos de la entidad, comunicó el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio Del Prete Tercero.

Entre los puntos donde la firma busca instalarse, se enlista el entronque que vincula a la Carretera Federal 57 con la estatal 100.

“Había una solicitud de Tesla de 150 espacios en diferentes puntos del estado, para colocar macrocargadores en puntos estratégicos como el entronque de la carretera 57 y la carretera 100, (además) en San Juan del Río, en otros espacios”, mencionó.

Dichos macrocargadores se diferencian por realizar una carga en 40 a 50 minutos, mientras que un cargador convencional requiere de un plazo de cuatro a cinco horas.

La propuesta de Tesla también es analizada por la Oficialía Mayor del Poder Ejecutivo estatal, en busca de que las ubicaciones se encuentren dentro de propiedad pública.

Legislación

El 13 de marzo, la LVIII Legislatura de Querétaro aprobó el dictamen de la iniciativa de reforma a la Ley de Movilidad para el Transporte del estado, la cual establece la obligatoriedad del uso de energías renovables en el transporte público, como una estrategia para reducir el impacto causado por las emisiones de contaminantes.

“Estas modificaciones a la Ley de Movilidad se hicieron en conjunto con el Congreso (...) y con la Subsecretaría de Medio Ambiente de la Sedesu, que estuvo revisando los términos precisamente de estos artículos que modificaron y, evidentemente, la sustitución de tecnologías para el aprovechamiento de nuevas energías”, expuso el funcionario.

Este tipo de iniciativas, mencionó, instará a que las propias distribuidoras de autos generen espacios de suministro de energías renovables. Por ejemplo, en algunos centros comerciales, las distribuidoras de autos ponen sus propios cargadores, lo cual fomenta el uso de estos sistemas de carga eléctrica.

Respecto al programa de reconversión del transporte público a gas natural, en el 2017 se ejercieron 55 millones de pesos para sustitución tecnológica, por lo que el año pasado se realizó la conversión de 200 camiones de diesel a gas natural.

Actualmente, dijo, hay 250 solicitudes de taxis que buscan la sustitución tecnológica, aunque será el Instituto Queretano del transporte el órgano que emita la convocatoria.

El presidente de la Comisión de Movilidad y diputado local, Antonio Zapata Guerrero, planteó que en un plazo de ocho años el transporte público colectivo migraría a energías limpias, ya que actualmente existen 230 funcionando a base de gas.

[email protected]