El bajo nivel de endeudamiento y la ausencia de contingencias en materia de pensiones, sustentan la ratificación de “BB+(mex)” de la calificación crediticia que Fitch Ratings asignó al municipio de Teoloyucan, Estado de México. La perspectiva es Estable. 

"La calificación se ve limitada por la flexibilidad financiera presionada y niveles bajos de recaudación propia, factores que se reflejan en una dependencia alta a recursos federales y estatales para realizar inversión. Asimismo, la calificación refleja la volatilidad en los balances financieros -los cuales fueron deficitarios en la mayor parte del período de análisis-, la liquidez baja, el desarrollo económico limitado y las contingencias relacionadas con el organismo de agua”, explicó la agencia en un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores. 

La deuda directa de largo plazo de Teoloyucan se considera baja y está compuesta por un crédito con Banobras contratado en el 2014 como parte del Programa Especial de Apoyo Financiero del Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal por 20 millones de pesos, con saldo a diciembre del 2018 de 17.2 millones. 

Dicho monto representó 0.08 veces los ingresos fiscales ordinarios (IFO) y 0.81 veces el ahorro interno, por lo que la sostenibilidad de la deuda se encuentra presionada debido a la flexibilidad financiera débil del municipio, esto derivado del ahorro interno negativo generado durante varios años del período de análisis. 

La calificadora considera que la posición de liquidez de Teoloyucan se encuentra en un nivel bajo. Al cierre del ejercicio 2018, la caja sumó 15.8 millones de pesos, 9.4% menor que el año anterior y representó 0.39 veces el pasivo circulante, lo que es desfavorable en comparación con la media del Grupo de Municipios Calificados por Fitch (GMF) de 0.42 veces. Por su parte, el pasivo circulante disminuyó 25.2%, totalizando 40.2 millones en el mismo año y representó 62 días gasto. 

Desempeño financiero  

El desempeño financiero de Teoloyucan es considerado débil por Fitch. No obstante, los ingresos propios del municipio presentaron un incremento al cierre del 2018 de 20.5% respecto al 2017, totalizando 49.1 millones de pesos. Sin embargo, la proporción de ingresos propios a ingresos totales fue de 19.1%, la cual sigue siendo desfavorable frente a la del GMF de 25.4 por ciento.  

Los IFO de la entidad al cierre del ejercicio 2018 fueron 212 millones de pesos, que reflejan un crecimiento de 10% respecto al año anterior, cuando alcanzó 192.8 millones, y con una tasa media anual de crecimiento para el período del 2014 al 2018 de 11.2 por ciento.  

[email protected]