La industria de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) ha avanzado en los últimos 10 años en el país y existe una mayor madurez y demanda de servicios; no obstante, el mercado significa una tercera parte del sector en México, mientras que en países avanzados alcanza la mitad, expresó el director general de Select, Saúl Cruz Pantoja.

Comentó que en México se emplean en Tecnologías de Información 974,080 personas, de los cuales 81% es en empresas, 10% en gobierno y el resto en empresas de TICs.

Cruz Pantoja mencionó que una de las reconversiones y dinamismo de la industria es que en los últimos años se han agrupado una serie de clúster debido a que las empresas requieren estar haciendo sinergias en materia de tecnología.

El impacto derivado de ello, dijo, es que ha ayudado a las organizaciones a diversificarse para atacar otros mercados, dado que propicia especialización en los sectores, lo que genera un dinamismo del mercado interno.

Inhibidores

Dentro de los inhibidores que expuso para la industria de las Tecnologías de Información, está que cloud no despega, que más de 2,000 puestos de elección popular están en juego este 2012, además del software pirata.

En contraste, algunos de los aceleradores son que los proyectos rezagados en el 2011 se aceleran en la primera mitad de este año, también los proyectos de gobierno se aceleran por fin de sexenio, hay una diversificación en esquema de licenciamiento y una actualización de base de datos.

Continuidad

El detonante para que la industria de tecnologías crezca, consideró Cruz Pantoja, es primero darse cuenta de la realidad de México como país, puesto que no es un país capaz de manufacturar tecnología avanzada en todos los ámbitos, lo que nos queda es movernos hacia la parte de soluciones, servicios; robustecer la proveeduría de soluciones tecnológicas y no la venta o fabricación de tecnología .

Las tres tendencias más importantes son el tema de movilidad y la convergencia que implica, el eje sobre el que estará rotando muchas de las soluciones tecnológicas es el smartphone, debido a que forma parte de la nueva ola de consumidores y de adopción de herramientas de productividad.

Otra es lo que tiene que ver con la consolidación de infraestructura para optimizar, donde la virtualización de servicios, servidores, procesamiento y otros, encaja perfectamente e incluso propicia nuevos jugadores y modelos de negocio.

Finalmente, lo que tiene que ver con servicios en la nube, que aunque tiene una penetración baja, los beneficios que puede tener una organización al contratar servicios en la nube son muy grandes.