Monterrey, NL. El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) validó el decreto que autorizó al Ejecutivo del estado de Chihuahua, para que por conducto de la Secretaría de Hacienda, lleve a cabo la reestructura o refinanciamiento de la deuda pública de la entidad.

También validó diversas disposiciones del Presupuesto de Egresos del Estado de Chihuahua para el Ejercicio Fiscal 2019, relativas a la remuneración del gobernador y a la reorientación presupuestal aprobada por el Congreso Local.

Cabe recordar que en la sesión del pasado jueves, el Pleno validó el proceso legislativo que dio origen a la Ley de Ingresos del mismo estado.

Sin embargo, resolvió rechazar la acción de inconstitucionalidad 31/2019, promovida por diputados de la sexagésima Sexta Legislatura del Congreso del Estado de Chihuahua, que demandaban la invalidez de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos, ambos del Estado de Chihuahua para el Ejercicio Fiscal 2019.

El estado de Chihuahua tiene una deuda por 49,522 millones de pesos, al primer trimestre de 2019.

El pasado 18 de junio, Arturo Fuentes Vélez, secretario de Hacienda de Chihuahua, afirmó a El Economista que tienen una deuda heredada de anteriores administraciones y que durante 2 años y medio de la actual administración no ha contratado deuda de largo plazo adicional.