Monterrey, NL. La ciudad de Monterrey destaca como el segundo municipio más endeudado a nivel nacional, con 1,794.8 millones de pesos de pasivos con la banca comercial y de desarrollo, y enfrenta vencimientos de corto plazo por 200 millones de pesos en facturas a proveedores.

El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, explicó que al inicio de su administración a finales del 2009 recibió a la capital de Nuevo León con una deuda a corto plazo con proveedores de alrededor de 400 millones de pesos, esto sin considerar los pasivos con la banca comercial.

El funcionario municipal admitió que aunque han logrado reducir la deuda con proveedores y la continuarán bajando, ésta no puede desaparecer, ya que sería imposible crecer sin adquirir deuda.

Es muy difícil que en un año el gobierno municipal de Monterrey pueda solventar todos sus gastos normales y adicionalmente pueda cubrir 400 millones de pesos de deuda, que recibimos de la administración pasada , mencionó.

Agregó que parte de esos pasivos en facturas pendientes por pagar, se encuentran distribuidos en pasivos que fueron adquiridos, alrededor de 60 millones de pesos en medicinas, 40 millones en deuda por concepto de recolección de basura a la empresa concesionaria PASA y 80 millones en servicios de talleres mecánicos contratados para dar mantenimiento al parque vehicular del municipio.

Aclaró que su compromiso es continuar con la reducción de deuda de su municipio y que si bien ya logró bajarla de 400 a 200 millones de pesos, la meta es ubicarla entre 60 millones o 70 millones de pesos en facturas por pagar en el 2012.

[email protected]