Puebla, Pue. Alrededor de 7,000 hectáreas en la entidad se encuentran abandonadas por sus propietarios desde hace más de 30 años, a pesar de que 60% de esas tierras tiene potencial para sembrar frutales con alto valor para ser comercializados y exportados, estima el Consejo Estatal Agropecuario (Ceagro).

El presidente de esta asociación poblana, José Ignacio Lozano, destaca que estas 7,000 hectáreas están distribuidas en las siete regiones del estado, principalmente en 50 municipios de la Sierra Norte y Nororiental.

Comenta que guayaba, manzana, tejocote, duraznos, entre otros son algunas de las frutas que pueden sembrarse en las condiciones climatológicas del estado y tener buenos rendimientos; sin embargo, no se les ha sacado provecho.

Menciona que tal situación obedece a la falta de visión empresarial en el sector agrícola, sobre todo entre quienes son dueños de las tierras sin utilizar, no las quieren vender a otros campesinos, pero tampoco las ponen a trabajar .

Agrega que del total de superficie cosechada en la entidad, que son 994,398 hectáreas, sólo 17% son de frutas y hortalizas, 56% para cereales y forrajes, 18% para cultivos industriales, 7% para leguminosas y 2% de cultivos varios.

Entrevistado por El Economista, estima que si fueran utilizadas las parcelas podría incrementarse la producción hasta 10% en frutas y legumbres; sin embargo, reconoce que también han faltado apoyos gubernamentales para promover nuevos proyectos alternativos.

Adicionalmente, considera que es necesario el involucramiento de la academia y los agroindustriales para generar una sinergia con los campesinos, con el propósito de detonar el campo poblano.

IMPULSO A LA RECONVERSIÓN

Menciona que hay productores en la entidad que continúan sembrando maíz y otros cultivos donde la tierra les genera poco rendimiento, cuando las vocaciones de cada zona región están determinadas para un mejor provecho.

José Ignacio Lozano puso como ejemplo de la subutilización del campo, que del millón de toneladas de maíz, sorgo, trigo y cebada que consume el sector pecuario poblano, sólo 15% lo abastece productores locales y el resto deben traerlo de otras partes del país.

Por otra parte, el presidente de la Fundación Produce en Puebla, Mauricio Mora Pérez, considera que se requiere fomentar el encadenamiento, a partir de enseñar a los productores a tener una visión empresarial, para que sepan dimensionar con qué potencial y vocación cuentan sus hectáreas.

Rinden fruto:

  • 994,00 integran la superficie cosechada de Puebla.
  • 56% de esas tierras productivas está enfocado a cereales y forrajes.
  • 17% de esa superficie apenas está enfocado a producir frutas y hortalizas.

miguel.hernandez@eleconomista.mx