Guadalajara, Jal. En medio de un escenario en el que la actividad económica se frenó a consecuencia de la pandemia de Covid-19 y las empresas tuvieron mayores complicaciones para acceder al financiamiento bancario, las solicitudes de líneas de factoraje se triplicaron durante el 2020 para la startup jalisciense Fondimex.

A partir de junio del 2019, la empresa tecnológica basada en Guadalajara ofrece líneas de factoraje para empresas a través de una plataforma digital, misma que funciona, además, para que los inversionistas puedan aportar su capital con rendimientos atractivos, dijo a El Economista, Francisco Reséndiz, director de operaciones y cofundador de la startup.

“A diferencia de los bancos, nosotros podemos otorgar o dar una línea de crédito, una línea de factoraje a las empresas en menos de tres días”, comentó.

En un año y medio de operaciones, la plataforma fondeó con más de 50 millones de pesos a medio centenar de empresas a través de líneas de factoraje; es decir, anticipándoles el recurso que esperan recibir de sus facturas por cobrar.

El financiamiento está disponible para empresas de todo tamaño y de cualquier giro; hasta ahora, destacan en su cartera compañías de alimentos, construcción, tecnología, agencias de marketing y empresas automotrices.

Francisco Reséndiz explicó que el dinero para otorgar el financiamiento se obtiene de inversionistas que pueden ser personas físicas o morales –hasta ahora provenientes de todo el país, y de empresas de Estados Unidos, Canadá y algunas de Europa–, quienes aportan el capital y, a cambio, reciben tasas de rendimiento atractivas.

“También les damos oportunidad a los inversionistas de que inviertan en un producto de menos riesgo”, señaló.    

Durante el 2020, dijo, aumentaron 50% las solicitudes de inversionistas interesados en aportar su capital. 

La tasa de interés que se cobra a las empresas por el factoraje es entre 12 y 25% anual.

estados@eleconomista.mx