La Secretaría de Salud Pública reportó que en Sonora se registró la primera muerte de la temporada asociada al calor y recomendó extremar precauciones para evitar afectaciones a la salud por altas temperaturas.

El titular de la dependencia estatal, Bernardo Campillo García, expuso que el primer deceso es de una persona del sexo masculino de 27 años de edad, quien murió a consecuencia de golpe de calor.

Señaló que la también llamada insolación se presenta súbitamente cuando el organismo está expuesto a climas de calor extremo por periodos prolongados y el calor de Sonora es factor determinante para ello.

Los síntomas son exceso de calor corporal, mareos, sudoración abundante, labios resecos, desorientación, enrojecimiento de la piel, disminución en la cantidad de orina, dolor de cabeza y, en ocasiones, un repentino desmayo o desvanecimiento, explicó.

Las medidas para prevenir el golpe de calor, dijo, son tomar abundantes líquidos, aunque no se tenga sed, vestir ropa ligera y de color claro, evitar salir al sol en horas de mayor temperatura y no realizar actividad física extenuante en días calurosos.

En el caso de pérdida de líquidos por sudoración, refirió, se debe recurrir a la ingesta de electrolitos como el suero vida oral, que se distribuye de manera gratuita en los centros de salud.

Destacó que entre otros daños a la salud provocados por las altas temperaturas están las quemaduras en la piel por exposiciones prolongadas al sol y las enfermedades diarreicas.

/doch