A pesar de las consecuencias económicas del Covid-19, Sonora ha registrado la llegada de nuevas inversiones, las cuales se explican por la firma del T-MEC y el asentamiento cerca de la frontera de la Unión Americana, de empresas chinas y estadounidenses, que hasta hace unas semanas estaban instaladas en Asia, expuso el secretario de Economía de la entidad, Jorge Vidal Ahumada.

En entrevista con El Economista, explicó que la firma del tratado comercial generó un horizonte seguro en materia económica para empresas que pretenden negociar en el mercado de Norteamérica.

Asimismo, comenzó a materializarse la relocalización de empresas chinas que operan en Estados Unidos y buscan sitios cercanos a la frontera con ese país, debido a que los cambios en el comercio, derivados de la pandemia, los obligan a estar más cerca de su mercado.

Eso mismo ocurrió con algunas empresas estadounidenses que habían instalado plantas en territorio chino y ahora quieren estar cerca de la Unión Americana, porque las formas de hacer negocios cambiaron, al menos en logística.

Es el caso de la fabricante de alarmas de humo Carrier, que se trajo toda su operación de China a Sonora, donde generó 1,200 empleos. En tanto la fabricante de muebles estadounidense La Z Boy, se prepara para iniciar operaciones en San Luis Río Colorado.

De igual manera, la fabricante de artefactos médicos BD, acaba de iniciar trabajos en Hermosillo, lo mismo que la desarrolladora de parques industriales SkyBridge y TE Connectivity.

De acuerdo con el funcionario, empresas tractoras han decidido mantener su operación en Sonora e incluso algunas han realizado nuevas inversiones.

Por ejemplo, la armadora Ford, que invirtió 1,500 millones de dólares, y la cervecera Constellation Brands, que destinó una cantidad similar para su planta en la entidad y actualmente emplea aproximadamente a 5,000 personas en la construcción de sus instalaciones, así como alrededor de 1,000 en la elaboración de cerveza y administración.

La aeroespacial alemana AT Engine ejercerá una inversión de 350 millones de dólares y se inaugurará la próxima semana. La mina La Herradura, en Caborca, ejecutará una inversión de casi 980 millones de dólares y arrancan en dos meses, mientras que Bacanora Lithium, 400 millones.

estados@eleconomista.mx