Las solicitudes para obtener el seguro de desempleo en la Ciudad de México aumentaron entre 30 y 40% en las últimas semanas. A medida que el coronavirus avanza en el país y el cierre de negocios se contagia, más personas, en su mayoría mujeres, requieren de apoyos para subsistir.

Oscar Ortiz Milán, director General de Empleo de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) de la capital del país, informó en entrevista que en lo que va del año han recibido 45,000 peticiones. En promedio, habían registrado 12,000 cada mes.

Faltan 15 días para que termine abril y llevan 9,000 solicitudes. Todavía le queda una quincena a este mes, un amplio plazo en el que se pueden recibir más de 3,000 y rebasar el promedio mensual observado hasta ahora.

La Ciudad de México es la única entidad del país que cuenta con un seguro de desempleo. Las personas beneficiarias reciben 2,641 pesos hasta por 6 meses. El objetivo es brindarles los medios para que encuentren un trabajo formal. Y eso incluye el apoyo económico, la capacitación y la vinculación con empresas, explica el funcionario.

Del total de postulaciones para obtener el seguro, 60% provienen de mujeres y 40% de hombres. A nivel nacional, 77 de cada 100 varones son económicamente activos y 45 de cada 100 mujeres están en esta situación, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Aunque la participación de las mujeres en el mercado laboral “es limitada”, hay más peticionarias del seguro porque integran la mayor parte de la población prioritaria del programa: despidos por embarazo, personas defensoras de derechos humanos y periodistas y víctimas de violencia.

El seguro de desempleo atiende a todas las personas que perdieron un empleo formal. Lo cual deja fuera del apoyo económico a quienes provengan de un empleo inserto en la economía informal. Por lo tanto, “no todas las solicitudes se traducirán en apoyos económicos”.

Sin embargo, el funcionario reitera que “el programa no sólo se trata de lo económico, es también una vinculación a un trabajo”. Por lo tanto, aunque no obtengan la subvención, entrarán a la bolsa de trabajo.

“Las personas que vienen del mercado informal tienen menos oportunidades de vincularse un empleo formal”, con un contrato, prestaciones de ley y seguridad social, explica Ortiz Milán.

En esos casos, las opciones que les ofrecen son capacitación, talleres para conseguir trabajo y vinculación con una empresa, a acorde con su perfil y competencias. “Incluso se le da la posibilidad de que forme una cooperativa” o se convierta en emprendedor, comenta.

Sin embargo, dada la emergencia sanitaria y las medidas para quedarse en casa para no propagar más el virus, las instalaciones para la capacitación están cerradas. La mayoría de las veces éstas se realizan en las propias empresas.

“Pero hay una actividad económica que se mantiene: las tiendas de autoservicio siguen siendo una opción y ahorita están haciendo contrataciones”, dice Oscar Ortiz.

Requisitos para el seguro de desempleo

“Les pedimos a las personas interesadas en el seguro de desempleo que no vengan a las oficinas”, indica el director general de la STyFE. El procedimiento se puede hacer por Internet en la dirección: www.tramites.cdmx.gob.mx/desempleo

O pueden llamar al teléfono (55) 5038-02 00 y para quienes están en búsqueda de empleo, comunicarse al (55) 4606-5023.

De acuerdo con las reglas de operación del seguro de desempleo de la CDMX, los requisitos para obtenerlo son:

  • Ser residente de la Ciudad de México
  • Tener entre 18 años y hasta 67 años 11 meses de edad
  • El último trabajo debió haber sido en la Ciudad de México y durante al menos seis meses
  • Haber perdido el empleo por causas ajenas a su voluntad a partir del 1 de enero del 2018
  • No percibir ingresos económicos por concepto de jubilación, pensión, subsidio o recibir transferencia gubernamental igual o mayor a lo que el programa otorga
  • Ser buscador activo de empleo
  • Darse de alta en la Bolsa de Trabajo del Servicio Nacional de Empleo en la STyFE.

Documentación requerida

  • Si estaba inscrito en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), deberán acreditar la baja y periodo laborado con una constancia de semanas cotizadas
  • Si estaba afiliado al ISSSTE, deberá presentar una constancia de no vigencia, expedida por ese instituto
  • Si en su anterior trabajo no tenía seguridad social, puede presentar un citatorio y Cédula de Seguimiento, expedidos por la Procuraduría de la Defensa del Trabajo de la Ciudad de México. O bien, una constancia de demanda laboral, o una constancia laboral expedida por el centro de trabajo al que ya no pertenece
  • Identificación oficial vigente
  • Constancia de la Clave Única de Registro de Población (CURP) con código QR
  • Comprobante de domicilio en la Ciudad de México con código QR o código de barras, según sea el caso, con una antigüedad no mayor a 3 meses
  • Constancia de Residencia expedida por la alcaldía correspondiente