En el sistema portuario nacional se manejaron 297.3 millones de toneladas de carga en el 2016, que representó un aumento anual de 1.6%, aunque esta variación fue menor al registro del 2015, de 2.1%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Este comportamiento derivó de los puertos que componen el Golfo-Caribe, que en total obtuvieron un incremento de carga de 1.4% durante el año pasado, frente a una tasa de 6.4% el periodo previo. En este sentido, de sus cinco principales destinos, tres disminuyeron: Coatzacoalcos (7.6%), Cayo Arcas (12.0%) y Altamira (1.7 por ciento).

Además, en el Pacífico, si bien el aumento anual fue de 1.9%, provenía de una base de comparación baja, ya que en el 2015 el movimiento de carga de esta zona descendió 3.0 por ciento.

Ante este panorama, el analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, refirió que actualmente el movimiento de carga en el Pacífico ha tenido un dinamismo distinto, ya que está en espera del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP por su sigla en inglés), con el que se prevé un incremente del comercio hacia esta zona.

Con la llegada de Donald Trump, y el hecho que Estados Unidos no esté, hay la posibilidad de que haya una redefinición en este tratado de comercio .

Explicó que bajo la expectativa en el cambio de definición en el TPP, al momento de haber incertidumbres baja la inversión y el comercio, por lo que se espera que el comercio beneficie a los estados que se encuentran en la zona del Pacífico.

La redefinición del tratado hace que la incertidumbre disminuya algunas ventas; hay que considerar también que si caen las actividades industriales también el comercio se ve afectado .

Los puertos más importantes del país en movimiento de carga son: Manzanillo (9.8% del total), Dos Bocas (9.8%), Coatzacoalcos (9.4%), Cayo Arcas (9.4%), Lázaro Cárdenas (9.1%), Veracruz (8.2%), Altamira (6.0%) y Salina Cruz (4.8 por ciento).

El movimiento de carga se compone de carga general (suelta y contenerizada), granel (agrícola y mineral), petróleo y derivados y otros fluidos.

Principales disminuciones

La principales caídas anuales en el 2016 se presentaron en Ciudad del Carmen (63.2%), Seybaplaya (56.3%), Punta Venado (13.2%), Cayo Arcas (12.0%) y Guaymas (11.1%); los primeros puertos, más el cuarto, pertenecen a Campeche, entidad castigada por la crisis petrolera.

Kristobal Meléndez destacó que en el puerto de Ciudad del Carmen, en Campeche, hubo una caída generalizada en productos, principalmente por la caída del sector petrolero, por lo que en tema del tipo de cambio (depreciación del peso frente al dólar), si hay productos intermedios que son altamente costosos, en vez de exportarlos se queden como productos nacionales.

Agregó que algunas veces las caídas de unas industrias se originan por la construcción de otros sectores. Quintana Roo en estos momentos está impulsando más el sector turístico y el industrial; sin embargo, cuando se hace una estrategia de qué productos se venderán y exportarán, si algunas zonas del estado han tenido una disminución en términos generales a veces resulta más atractivo el mercado nacional.

Mayores incrementos

Al otro extremo, los mayores incrementos se registraron en Acapulco (38.2%), Ensenada (37.4%), Mazatlán (32.7%), Dos Bocas (29.7%) y Cuyutlán (21.9 por ciento).

El analista del CIEP explicó que en el caso del crecimiento del movimiento de carga en el puerto de Acapulco tiene que ver con los productos que se suelen exportar y con el dinamismo del mismo.

Hay sectores que tienen una caída internacional que afecta en la importación de productos, en las ventas y en la exportación; caso contrario, los productos nacionales incrementan el dinamismo porque esos bienes salen más baratos en comparación con los del exterior .

Manifestó que Tabasco es un estado donde existe sustitución de sectores, por lo que se debe considerar que diversos de éstos han presentado una caída, si se hacen rentables algunos otros mercados se vería en ese sentido un incremento en la venta de productos .

Zonas Económicas Especiales

Durante el 2016, tres de los nueve puertos que se ubican en los estados detectados para ser Zonas Económicas Especiales (Yucatán como Zona Nicho) mostraron descensos anuales: Coatzacoalcos (7.6%), Cayo Arcas (12.0%) y Ciudad del Carmen (63.2 por ciento).

De los puertos de las tres Zonas Económicas donde recientemente se anunciaron los incentivos fiscales, sólo disminuyó el movimiento de carga de Coatzacoalcos, mientras el incremento más alto se dio en Puerto Chiapas (16.3 por ciento).

Kristobal Meléndez señaló que cuando el proyecto de las Zonas Económicas Especiales se encuentre determinado y en operación, el incremento de las ventas de productos como en el caso de Michoacán, Guerrero y Veracruz tendrán un crecimiento muy importante, lo que resultaría incluso un atractivo para la inversión extranjera, ya que se trata de descuentos en el pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) de 100% en los primeros 10 años y 50% en los siguientes cinco años.

Añadió que existen empresas extranjeras e incluso nacionales que se dedican a la exportación de productos, por lo que el hecho de que se trasladen a las principales zonas les ayudaría de forma importante en su desarrollo económico y estos puertos tendrían mayor dinamismo.

Si se hacen empresas en algún estado que no está dentro del proyecto de las Zonas Económicas, con el hecho de trasladarse ahí va a tener una reducción del impuesto, del tal manera que las haga atractivas y rentables; la exportación de productos va a ser alta y va a traer inversiones de otras empresas que vengan por el tratado del Pacífico .

ilse.becerril@eleconomista.mx