Guadalajara, Jal. El Sistema Estatal de Financiamiento en Jalisco (Fojal), cerrará el 2018 con el otorgamiento de 1,000 millones de pesos en créditos para más de 20,000 emprendedores y empresas de la entidad, superando con ello los objetivos previstos para el presente año.

“Se trata de la primera administración sexenal del fideicomiso, en la cual el gobierno del estado en turno no ha tenido que reponer el patrimonio a Fojal porque se perdió en créditos mal otorgados o en inversiones mal realizadas”, dijo a El Economista el coordinador del organismo, Xicoténcatl Méndez Pizano.

Anticipó que el fideicomiso integrado por tres representantes de la Iniciativa Privada (Confederación Patronal de la República Mexicana, Cámara Nacional de Comercio y Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco), y tres del gobierno del estado, entregará a la próxima administración que encabezará Enrique Alfaro Ramírez, virtual ganador, una especie de franquicia en el modelo de financiamiento para garantizar el cumplimiento de los objetivos y el mejor desempeño del sistema estatal.

“Nos hemos trazado un plan de trabajo de aquí al 30 de noviembre para poder entregarle al próximo gobierno el Fojal, como si fuera una franquicia; es decir, con manuales de operación, manuales de producto, con una estructura organizacional adecuada para que funcione y complete los objetivos para los cuales está definido”, detalló Méndez Pizano.

Dado que el Sistema Estatal de Financiamiento es un comité técnico en el que participa la Iniciativa Privada, el sector empresarial planea que la próxima administración dé continuidad y “no batalle” para reinventar un nuevo modelo.

De acuerdo con Xicoténcatl Méndez, en el 2013 al iniciar la actual administración, el fondo para financiar proyectos emprendedores ascendía a 813 millones de pesos, mientras al cierre del presente año alcanzará los 1,000 millones de pesos.

Propuesta

Asimismo, Fojal dejará a la siguiente gestión la propuesta de aumentar en los próximos tres años 300 millones de pesos el fondo para financiamiento con recursos tanto públicos como privados.

“Esto haría que en tres años más el Fojal tuviera una derrama de 2,000 millones de pesos en el mercado y con eso tendría el doble de la incidencia en el fomento de cuatro tipos de empresas; la microempresa, la empresa pequeña, la pequeña y mediana y la empresa de alto impacto tecnológico”, dijo.

“El reto de la siguiente administración es fortalecer a Fojal aportando más dinero a su patrimonio, ya sea éste de origen público o privado, y de esa manera hacer que el sistema sea más grande, tenga más profundidad a nivel sectorial y que podamos estar en posibilidad de articular cadenas productivas locales en los 125 municipios del estado”, explicó.

A diferencia de otros fondos de financiamiento en el país, el de Jalisco es a partir del 2015 el primero a escala nacional que antes de dar crédito enseña a desarrollar habilidades de emprendimiento en los diferentes ecosistemas que existen en Jalisco, con lo que se reduce el porcentaje de mortandad de las empresas que, previamente, pasaron por un proceso de incubación.

Méndez Pizano añadió que Fojal proyecta cumplir todos los objetivos del año antes del 30 de septiembre, con la finalidad de dejar a la siguiente administración estatal “la suficiencia e independencia financiera para elaborar juntos el plan de operación del 2019”.

Al 30 de junio, Fojal había otorgado financiamiento por 600 millones  en 9,878 créditos y 40,063 emprendedores y empresarios capacitados.

estados@eleconomista.mx