Sinaloa hace historia al prohibir los plásticos de un solo uso y se sientan las bases para lograr un desarrollo sostenible, sin comprometer los recursos naturales para las futuras generaciones, consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, Carlos Gandarilla García.

El funcionario celebró que el Congreso del estado aprobara por unanimidad la reforma a la Ley de Residuos del Estado de Sinaloa que establece la salida gradual de bolsas plásticas, popotes, contenedores de unicel y desechables en general, para disminuir los efectos negativos de la contaminación de los ecosistemas marinos por estos materiales.

Carlos Gandarilla destacó que la nueva ley contempla que se promuevan alternativas biodegradables o bolsas reutilizables para que los sinaloenses puedan adaptarse a estos nuevos hábitos de consumo en beneficio del medio ambiente, del planeta y de los seres vivos.

Manifestó que estas medidas plantean un reto para la industria, a la innovación en los modelos de negocio y al uso de las nuevas tecnologías, “los empresarios son los aliados necesarios para lograr un mejor planeta para los niños y jóvenes”.

El secretario explicó que el gobierno estatal es un aliado del sector empresarial, junto a quienes se buscarán los mejores esquemas para promover una economía circular a través del reciclaje y aprovechamiento de los distintos materiales.

La demanda de productos biodegradables a nivel nacional, puntualizó, es creciente y es una oportunidad para que se utilicen desechos orgánicos para su elaboración, tal como se hace en otros estados con la fécula de maíz y el hueso de aguacate.

Recordó que desde el gobierno de Quirino Ordaz Coppel ya se promueven las bolsas reutilizables y se ha emprendido una jornada de distribución de estos materiales en las zonas comerciales de los 18 municipios de Sinaloa, donde se han entregado a la fecha más de 50,000.

[email protected]